Buscar este blog

Número de visitas

Triers Hotel

12 de enero de 2021

UNS virtual: la mayoría de los estudiantes de la zona pudo completar el año desde su localidad




Estudiantes de la Universidad Nacional del Sur (UNS) que residen en la zona participaron de una encuesta sobre el desempeño académico a distancia, tras un 2020 marcado por la pandemia de coronavirus y la virtualidad.
Por Belén Uriarte / buriarte@lanueva.com

El sondeo arrojó, en términos generales, un balance positivo: la mayoría pudo estudiar desde su localidad, no tuvo problemas de conexión, cursó varias materias y se vio beneficiada por la modalidad asincrónica, es decir, clases grabadas a las que pudieron acceder en distintos momentos.

Sin embargo, quedan aspectos a mejorar a fin de garantizar que la totalidad de los inscriptos pueda cursar de forma virtual en un 2021 que arrancará con "las actividades de forma no presencial, salvo —si la pandemia lo permite— aquellas que tienen que ver con las actividades de campo y laboratorios", tal como manifestó días atrás el rector Daniel Vega.

Desde la UNS indicaron que más del 50 % de los matriculados reside fuera de Bahía Blanca —aproximadamente unos 15.000 estudiantes— y del sondeo participaron unos 550 alumnos. Aclararon que "si bien se trata de una encuesta preliminar, brinda una primera aproximación; y se está trabajando para hacerla más abarcativa y representativa".

Más allá de estos datos, decanos de distintos departamentos —que durante el año analizaron pros y contras de la educación a distancia— destacaron que la virtualidad brindó, entre otras cosas, facilidades para quienes trabajan o viven en zonas alejadas a la ciudad, quienes pudieron continuar con sus estudios y ahorrarse, en la mayoría de los casos, ciertos gastos de vivir en Bahía.

El sondeo elaborado por la UNS, al que tuvo acceso La Nueva., se hizo al finalizar el segundo cuatrimestre y las provincias con mayor representatividad fueron Buenos Aires, La Pampa y Río Negro, según indicaron desde la subsecretaría de Desarrollo Estudiantil.

Vale recordar que el año pasado hubo récord de alumnos activos en la UNS, que terminó el ciclo 2020 con más de 30.000 cuando el registro promedio de los últimos años rondaba los 25.000.


Punto por punto

Con respecto a la cantidad de materias cursadas en 2020, el porcentaje más alto, que corresponde al 26,9 % de los encuestados, respondió que pudo cursar seis materias. El porcentaje menor fue para quienes respondieron que solo hicieron una o dos.



Por otro lado, casi el 60 % de los consultados estuvo en su lugar de origen durante todo 2020 y alrededor del 30 % comenzó el aislamiento en Bahía y ni bien pudo viajar regresó a su localidad. El resto, en cambio, hizo al revés: arrancó a cursar en su lugar de residencia y cuando pudo volvió a Bahía.



La encuesta también mostró que alrededor del 75 % no tuvo problemas de conexión a internet. Sin embargo, cerca del 15 %, pese a tener internet, no pudo conectarse por falta de dispositivos adecuados. El 10 %, en tanto, respondió que no tuvo conexión.



En este punto vale aclarar que si bien el servicio de internet se puede llevar a cualquier lugar, en algunas zonas significa un costo muy grande y en sectores rurales el pago mensual duplica al de la ciudad, según le indicó a La Nueva. Sebastián Colucci, encargado de una empresa proveedora de internet.

A mediados del año pasado la UNS entregó 200 tablets con chip 4G precargado a estudiantes con problemas de conectividad en Bahía y la zona.

"A partir del relevamiento de más de 11 mil respuestas de estudiantes de la UNS pedimos el financiamiento extraordinario para comprar todo el equipamiento necesario en función del procesamiento de esa información, a fin de resolver las situaciones de estudiantes en condiciones de vulnerabilidad, constatando que estuviesen inscriptos a materias. Las 200 se donaron y hubo más de 200 beneficiarios: algunos recibieron dispositivos y conectividad; otros solo una de las dos opciones", detalló Diana Sánchez, secretaria general de Bienestar Universitario.

A su vez, indicó que como complemento varios departamentos gestionaron compras de tablets, y la UNS dispuso de otras 30 para ir saneando situaciones eventuales.

—¿Quedaron situaciones sin atender por falta de recursos?

—No de las que tomamos conocimiento. Claramente los canales de solicitud son infinitos y es probable que hayan existido. Fue complejísima la logística de distribución que se hizo al domicilio de cada estudiante, dado que la mayoría no estaba en Bahía.


Otro de los puntos de la encuesta fue el nivel de objetivos alcanzados durante 2020. Del 1 al 10, la mayoría optó por el nivel 8 y el menor porcentaje se inclinó por los niveles 1 y 2.



Por último, los estudiantes señalaron aquellos aspectos de la virtualidad que consideran que se deberían sostener en el tiempo. En ese punto, casi el total se inclinó por la enseñanza asincrónica.

"La mayoría destacó el tema de las clases grabadas, sobre todo lo que son las clases teóricas; y el tema de tener todo el material digitalizado. Había muchos docentes que antes, tal vez por una cuestión de costumbre, no subían todo a la plataforma Moodle que utiliza la UNS", indicaron desde Desarrollo Estudiantil.



* En tercer lugar, la referencia es "Potencialidades de las plataformas virtuales".

Durante 2020 también tuvieron un rol protagónico los tutores universitarios que acompañaron a estudiantes de Bahía y la zona, poniendo el énfasis en los ingresantes.

Alex Gastón Eval, tutor de Ciencias de la Administración, señaló que los principales desafíos fueron "el acompañamiento a los estudiantes en esta incertidumbre que supone el pasaje desde la presencialidad hacia la virtualidad; y el apoyo a aquellos alumnos sin acceso a internet, brindándoles los recursos necesarios para que no fueran excluidos del sistema educativo".

"En general [el balance] fue positivo. Algunos estudiantes nos contaron que habían decidido volver a sus pueblos de origen para ahorrarse los costos que supone vivir en Bahía. Sin embargo, el relevamiento realizado en cuanto a los problemas de conectividad y dispositivos, nos indica que tenemos que seguir trabajando para ayudar a todos aquellos que aún hoy siguen teniendo problemas de accesibilidad", reconoció el tutor.

Eval destacó que "la comunidad universitaria ha ganado experiencia en el uso de las nuevas tecnologías y con ello ha logrado valorarlas. He vivenciado que, más allá del esfuerzo sostenido y del reconocimiento de que hay actividades puntuales en las que no se puede sustituir la presencialidad, para muchas otras, posiblemente la mayoría, la virtualidad es adecuada y brinda herramientas de gran variedad, potencia y riqueza que antes eran subestimadas".

En ese sentido, coincidió con autoridades de la UNS en que el nuevo desafío es diseñar estrategias híbridas, en las cuales convivan escenarios de educación presencial con clases virtuales.


Inversión para 2021

El rector de la UNS, Daniel Vega, contó que a fin de año presentaron un proyecto integral ante la secretaría de Políticas Universitarias que "contempla alrededor de 13 millones de pesos para equipamiento y otro tanto para modernizar todos los procesos administrativos que tienen que ver con la educación a distancia".

"Ya hemos encarado prácticamente todo el proceso de compra del equipamiento para que estén disponibles a partir de febrero. Por otro lado, con los 13 millones restantes que son para actualizar la plataforma digital también hemos incluido una red de tutores para darles mayor asistencia a los cursos de nivelación de este año", detalló el rector.

Por su parte, el subsecretario de Desarrollo Estudiantil Gonzalo Falzoni indicó que la UNS está en trabajando con distintos municipios de la zona para identificar cuáles son los alumnos que no están en Bahía Blanca y tienen problemas de conectividad, y así trabajar en conjunto: "Tenemos la esperanza de volver mayormente a la presencialidad aunque también estimamos que el primer cuatrimestre va a seguir de forma virtual", manifestó Falzoni.

Con respecto a la conectividad, vale recordar que en mayo del año pasado el concejal Federico Tucat (Juntos por el Cambio) presentó un proyecto para pedir la liberación de datos móviles para plataformas educativas de todos los niveles. Al ser consultado por La Nueva., el edil manifestó que todavía no recibió respuestas por esa presentación.


Cursadas, finales y desafíos

El año pasado la UNS hizo otra encuesta —al finalizar el primer cuatrimestre— para medir el funcionamiento de la virtualidad, con resultados positivos en términos generales. La secretaria general académica Lidia Gambón detalló algunos de ellos:

-un 60 % manifestó que había iniciado el cursado de 4 materias y otro 10 % se había anotado en más de 4;

-un 70 % indicó que no había abandonado el cursado de ninguna materia;

-un 75 % respondió que había rendido finales (la mayoría solo uno) y de ese porcentaje, aprobó un 80%.

Con respecto a este último punto, Gambón aclaró que la mayoría eran finales de los últimos años, dado que "las mayores dificultades siempre están en los primeros"; y remarcó que los estudiantes "ponderaron, sobre todo, el acceso a la tecnología, la conectividad y la combinación de la modalidad sincrónica, que permitía retomar el contacto y hacer las consultas, con la asincrónica, que les permitía organizar sus tiempos".

"Más allá de que hemos aprendido mucho en el último año y muchas de nuestras actividades más bien administrativas puedan hacerse de otra manera, nuestras carreras son presenciales: no hay nada que pueda reemplazar los laboratorios o las prácticas. De hecho en la encuesta muchos alumnos reflejaron que extrañaban los laboratorios", señaló Gambón, quien aseguró que el gran desafío que tiene la UNS es establecer una modalidad híbrida, que combine lo virtual y lo presencial; y desarrollar estudios a distancia "no en carreras largas sino en ciclos de complementación curricular".

Según detalló, para este 2021 se espera un número de inscriptos similar a otros años: en el primer período se registraron unos 5.000 y estiman que en el segundo se sumarán entre 500 y 700.

https://www.lanueva.com/
Escuchá la Programación de la radio: