Buscar este blog

Número de visitas

Triers Hotel

19 de agosto de 2020

Los propietarios de canchas de Fútbol 5 pusieron fecha para reabrir



Propietarios y concesionarios de complejos con canchas de Fútbol 5 de nuestra ciudad piden soluciones urgentes ante el contexto de quebranto por la frágil situación financiera que atraviesan.

Incluso, acordaron reabrir el lunes 7 de septiembre, aún sin la autorización del municipio y el Concejo Deliberante.

Foto: Pablo Presti-LaNueva.

El domingo pasado cumplieron cinco meses sin trabajar y muchos ya no pueden sostener sus emprendimientos ante la parálisis total que afrontan y los gastos fijos que debieron cumplir con sus ahorros en este tiempo.

Todas estas variables colocan al sector como a uno de las grandes víctimas económicas por la prolongada cuarentena, que les sacó su medio de sustento a los propietarios y los terminó empobreciendo.

Ignacio Dobry y Lucas Del Valle, representantes del grupo de emprendedores, explicaron la acuciante presente que atraviesa el sector.



“La situación no da para más. La gran mayoría de nosotros atraviesa un presente económico muy complicado, porque no sólo no facturamos, sino que tenemos gastos fijos que ya no estamos en condiciones de afrontar”, señaló Dobry, propietario de La Cantera.

“Tenemos un protocolo, que está aprobado y que es muy riguroso. Se lo presentamos al subsecretario de Deportes (Bernardo Stortoni) y también expusimos la situación ante la Comisión de Reactivación Económica del Concejo Deliberante, pero no recibimos respuestas concretas. Nosotros proponemos abrir con controles estrictos, que además permitirán descomprimir los espacios públicos, donde ya se ve mucha gente jugando al fútbol”, amplió Del Valle, responsable de Top 5.



“Nosotros asumimos la responsabilidad de que el protocolo se cumpla a rajatabla, porque necesitamos volver a trabajar”, añadió Dobry.

“Por eso fijamos el 7 de septiembre como fecha límite. Se escogió ese día porque es el momento que las ligas de fútbol del interior podrán volver a los entrenamientos”, aclaró Del Valle.

Bahía Blanca cuenta con casi 40 complejos privados con canchas de fútbol 5, 7 y 11, que recibían a decenas de arqueros, defensores y goleadores con el sano fin del esparcimiento y la recreación.

“No sólo no contamos con ingresos hace cinco meses, sino que tenemos gastos fijos altos. Por ejemplo, el alquiler de los predios, los créditos asumidos para montar las canchas, los sueldos de los empleados y los servicios básicos, como la luz, el agua y el gas, que siguieron llegando con los mismos montos que estando abiertos”, amplió Dobry.

De ellos depende el trabajo de decenas de personas, hoy visiblemente perjudicadas por un virus que juega muy fuerte.


“Según nuestros cálculos, cada complejo tiene un promedio de 5 empleados. Algunos pudieron acceder a la ayuda del Estado para el pago de sueldos, pero no alcanza para no fundirnos”, esgrimió Del Valle.

El protocolo de reapertura tiene previsto la toma de fiebre de cada jugador al arribar al complejo, como también la desinfección posterior de pelotas, arcos y espacios comunes, además de instrumentar entradas y salidas diferentes.

"En muchos lugares ya se instrumentó algo parecido y está funcionando. La mayoría de los complejos son al aire libre y no permitiremos que se queden tras los partidos, por lo que el riesgo de contagio se minimizaría. Fuimos muy respetuosos de los tiempos, pero llegó un momento que no podemos esperar más", opinó Dobry.


www.lanueva.com
Escuchá la Programación de la radio: