Buscar este blog

Número de visitas

Triers Hotel

17 de agosto de 2020

Cómo es el Plan Quinquenal de Kicillof de $800.000 millones




La idea empezó a tomar forma el domingo 27 de octubre de 2019 cuando Axel Kicillof fue electo como gobernador de la Provincia de Buenos Aires con el 52% de los votos.

Para ese entonces, Kicillof y su actual ministro de Infraestructura y Servicios Públicos, Agustín Simone, ya tenían en claro que “para levantar la provincia” haría falta un ambicioso plan de obra pública.

“Conceptualmente consideramos que es un motor económico muy fuerte, y lo ha sido en la historia, como en la crisis del 30’ o después de la Segunda Guerra mundial”, explica Simone a este portal.

Luego llegó la pandemia de coronavirus, con una gestión que recién comenzaba a dar sus primeros pasos y la necesidad de poner en marcha ese plan tomó todavía más fuerza, como una de las patas de apoyo de la reactivación económica.

Por eso, en medio de la emergencia sanitaria y de las urgencias, el Ministerio de Infraestructura elabora casi en silencio un Plan Quinquenal que encargó Kicillof a comienzos de su mandato.

Si bien todavía no fue promocionado, reserva que obedece a la línea que bajó el Gobernador de “primero hacer y después mostrar”, Simone estima que sumando la infraestructura carcelaria y educativa, rondaría los $800 mil millones.

“Lo estamos trabajando con el ministro Gabriel Katopodis, detectando obras, planes de acción, y un número cercano a ese, dividido en todas las áreas posibles”, confía el Ministro.

Sin embargo, los lineamientos generales y trazos gruesos están definidos y fruto del trabajo con los equipos técnicos e intendentes ya hay obras clave identificadas.

La inversión estará distribuida en todas las áreas posibles: obras hidráulicas, viales, en viviendas, salud, agua potable y cloacas, e infraestructura carcelaria y educativa, entre otras.

Una vez concluido el extenso trabajo técnico, con un documento y presentación oficial se dará a conocer el Plan Quinquenal, como parte del camino de reconstrucción y reactivación que encarará el Gobierno para la pospandemia.

La primera se habló del objetivo que trazó el Gobernador fue en una reunión de la comisión de Obra Pública de la Cámara de Diputados bonaerense, en la que Simone desarrollo la idea.

Si bien tomó cierta repercusión, el Ministro de Infraestructura y Servicios Públicos de la provincia no se había explayado en el tema, hasta ahora.

Simone se hace espacio entre una reunión con sus equipos y otra con intendentes por el Fondo de Infraestructura Municipal 2020, para atender a Diputados Bonaerenses y dar detalles sobre el Plan Quinquenal de la Provincia.

El Ministro, que trabó sus primeras relaciones con Kicillof en la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA y en el Centro de Estudios para el Desarrollo Argentino, más adelante lo acompaño en Economía y luego emigró a Mercedes, se toma su tiempo.

Aunque apremiado por la pandemia, Simone habla sereno y pivotea a lo largo del reportaje en lo que considera “los dos de la gestión pública”: la planificación y la adaptación. Es decir, la urgencia y el futuro.

“Es un error una gestión de pura planificación sin adaptación a los cambios, pero también es incorrecto el factor común que se ha visto a lo largo de los años en la provincia, de atender lo urgente y no planificar”, marca.

Como corolario de la charla, Diputados Bonaerenses le consulta al Ministro sobre el saldo en materia de gestión que deja la pandemia y también tiene una fundamentada respuesta para eso.

Una de las “fortalezas” que detectó Simone en el medio de la emergencia sanitaria, fueron la capacidad y entrega de los empleados estatales, y la composición del Gabinete de Kicillof.

“Está integrado por gente valiosa con mucha experiencia en el sector público y creo que esa es una diferencia grande con la gestión anterior donde se valorizaba lo privado y lo público era casi una mala palabra”, sostiene.

Para el funcionario eso le permitió terminar 125 obras en tres meses mientras que a la gestión de María Eugenia Vidal le costó más de un año arrancar, tomando como referencias los números de ejecución presupuestaria de esos días.

“Si nos hubiésemos tomado eses tiempo hubiese un colapso absoluto. Haber entregado más de 100 obras parece de otro mundo. Es una gestión que se puso al hombro una tarea muy difícil con mucha entrega y responsabilidad”, enfatiza.

- ¿Cuál será el rol de la obra pública en la pospandemia?

- Desde un primer momento sostuvimos la idea que para levantar a la provincia que venía tan golpeada había que hacer un gran plan de obra pública para reactivar la situación económica tan deteriorada, y con un déficit de infraestructura muy grande.

- Luego con la pandemia y sus efectos económicos, el Gobernador considera que es aún más importante la obra pública. Conceptualmente consideramos que es un motor económico muy fuerte, y lo ha sido en la historia como en la crisis del 30 o después de la Segunda Guerra mundial se salió con una inversión estatal muy fuerte y con obra pública por eso con la pandemia toma más relevancia.

- En ese sentido, ¿La inversión será clave para sumar al sector privado?

- Creemos que es una manera de empujar la economía y sentando las bases para que los privados se sumen, porque en este contexto sin un empujón es difícil que el sector privado salga a invertir y tomar riesgos.

-Va a ser difícil la salida de la pandemia no va a ser que al día siguiente va a estar funcionando. Imagínense en lo personal cómo se ubicarían frente a la posibilidad de realizar una inversión… Creo que el sector público va a ser central para dinamizar la economía y para darle una espalda a los privados para que vuelvan a invertir.

- ¿Efectivamente el Gobernador planteó la necesidad de avanzar en un Plan Quinquenal?

- En ese marco venimos trabajando un Plan Quinquenal y siempre digo que es un monto estimativo, orientativo, pero tenemos definido que en estos cuatro años nos implicaría a este ministerio unos 650.000 millones de pesos. Si sumamos demanda de inversión en Educación y en Justicia y Derechos Humanos, porque ellos tienen a su cargo la inversión en las cárceles otro sector muy abandonado en la provincia, estamos hablando de los $800 mil millones.

- Lo estamos analizando con el ministro (de Infraestructura de la Nación) Gabriel Katopodis, detectando obras, planes de acción, y más o menos nos da este número, dividido en todas las áreas posibles, educación, cárceles, viviendas, hidráulica, obras viales, aguas y cloacas, entre otros.

- ¿Por qué no lo promocionaron siendo un hecho tan importante?

- Tiene que ver con que el Gobernador nos pide que hagamos las cosas y después hagamos los anuncios. La gente está cansada de anuncios vacíos. Seguro habrá un trabajo importante cuando lo presentemos, va haber una instancia de presentación oficial cuando se termine el gran trabajo técnico que conlleva. Los lineamientos generales los tenemos y así como muchas obras identificadas.

- ¿Cuáles serán las obras viales centrales de ese plan Quinquenal?

- Hay un proyecto muy importante que forma parte de los 200 millones de dólares que solicitamos en la Ley de Financiamiento que venimos trabajando con Gustavo Béliz (Secretario de Asuntos Estratégicos de la Presidencia de la Nación) y tiene que ver con hacer un estudio de los lugares donde hay mayor cantidad de accidentes de tránsito y fallecimientos provocados por siniestros viales. Para eso le estamos pidiendo un financiamiento al Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

- Eso nos dio como resultado una serie de rutas provinciales, de las cuales muchas son del Conurbano. En La Plata tenemos la 36, desde la ruta 2 hasta la 10, hasta Berazategui, tenemos pensado hacer dos manos, multicarril, y después otro tramo para completar desde la ruta 36 hasta Florencio Varela;

- También tenemos previsto mejorar la ruta 14, entre Quilmes y Florencio Varela, que es muy importante, la 49 entre Quilmes y Lomas de Zamora, la 53 en Florencio Varela, la 58 que hace Ezeiza, Esteban Echeverría y San Vicente, la 205 entre Ezeiza y Cañuelas, el camino 1.003 en Merlo, la 40 entre Merlo y Marcos Paz, el camino 84 en Pilar, son todas rutas o caminos para hacer multicarril.

- ¿Y en el interior bonaerense que hay previsto?

- Tenemos en materia vial proyectos resueltos financieramente, que están calzados, como la ruta 6 para hacer la terminación hasta el Puerto La Plata. Ese es uno de los primeros trabajos que encaramos que lo pidió el Gobernador por el impacto productivo de esa ruta, lo tenemos con un préstamo del BID.

- También con Gustavo Arrieta (Director de Vialidad Nacional) hemos anunciado las rutas provinciales 11 y la 56. También quedamos de empezar a hacer la ruta 41, que es el anillo que viene después de la 6, y la 51 que cruza la provincia de norte a sur, esas son las dos grandes obras de prioridad vial donde también están la 11, 56, 6, 4, todo el grupo que mencione anteriormente, más la 41 y la 51.



Parte de las obras retomadas por la gestión Simone.


-A todo esto se le suma una cantidad grande de obras de mantenimiento e inversiones más puntuales como ingresos a los municipios o vías primarias, secundarias, acceso a Parques Industriales y Puertos y distintos paquetes de obras enfocado a lo productivo.


- ¿Cuáles son las fuentes de financiamiento?

-Las tres grandes bocas de financiamiento son el Presupuesto provincial, el endeudamiento y los aportes del Tesoro Nacional. En materia vial son financiamientos complementarios con otras fuentes que ya venimos trabajando. La 41 y 51 la idea es financiarlas con aportes del Tesoro Nacional, mientras que la 11 y la 56 ya están financiadas; en el caso de la 6 o la 4 usamos prestamos de la gestión anterior que había firmado pero no los había usado y las asignamos a esas obras.

- ¿En materia de hidráulica cuáles serán las obras más importantes?

- Los hechos centrales en Hidráulica son los trabajos en cuencas fundamentalmente, en la que estamos trabajando, pero también la Cuenca del San Francisco de las Piedras, ubicada entre Quilmes y Almirante Brown, la del Salado, Luján y Reconquista que se venían trabajando. Aunque lo que tiene este plan es la intención de avanzar a un rito mucho más rápido del que se venía haciendo. También estamos en encarando trabajos en el Río Areco.

- ¿En cuánto a las obras de Arquitectura cuáles son los planes?

- Esta área no es menos importante, dado que se encarga de las obras relacionadas con salud y cultura. Encaramos 125 proyectos de salud, que terminamos en este período para responder a la pandemia, de acá en más queda mucho por delante en mejorar y ampliar la atención de la salud de los hospitales provinciales y los centros de salud primaria en los municipios. Tenemos identificado para crear nuevos centros de atención primaria y generar mejoras en los hospitales, que hagan a la mejora del acceso de salud y de las condiciones de los trabajadores. Uno ve que los hospitales están en malas condiciones en la que están inmersos los trabajadores y pacientes.

- ¿Hay planificadas para agua y cloacas?

Sobre agua y cloacas venimos trabajando en toda la provincia y advertimos hay una situación muy diversa. En principio hay dos programas grandes para La Plata y Bahía Blanca, pero también estamos trabajando fuertemente en el interior para identificar cuáles son las urgencias y necesidades. Por otro lado, Aysa viene trabajando fuerte en el Conurbano.

- ¿Y en materia de viviendas que hay previsto?

- Por un lado tenemos 3.000 viviendas, aunque el número va a depender mucho de las obras complementarias, tenemos estimados que 3 de cada 10 pesos que se ponen en viviendas van 3 más a infraestructura urbana (agua, cloacas, electricidad y calles). Por eso el número puede ser mayor o menor dependiendo de las obras complementarias. Ahora tenemos que discutirlo con el Banco Mundial a partir de la aprobación del endeudamiento que aprobó la Legislatura.



Simone junto al gobernador Axel Kicillof en el Hospital de General Rodríguez.


- Además, tenemos unas 5.000 viviendas paralizadas, algunas incluso frenadas desde hace 4 años. No entiendo esta situación, pero es diferente el caso de las viviendas que se abandonaron en el segundo semestre del año pasado por el agotamiento presupuestario a las que dejaron paralizadas desde 2015 cuando estaban al 70%. Estas 5.000 las vamos a terminar con presupuesto provincial y algo de ayuda de Nación.

-Y por otro lado enviamos a Nación otras 7.000 donde tenemos identificado que se puede construir, a partir de la demanda de los municipios, le pedimos que el lote este en un lugar donde la hidráulica lo permita y este la situación dominial resuelta. Por el momento el cálculo nos da más o menos 7.000 viviendas que pidieron los municipios, queremos que ese número crezca y ojala en un futuro sean 20.000. Estamos buscando lugares para construir viviendas y eso lo estamos trabajando con Nación para ver de dónde sacamos los fondos.


- ¿Se va a articular el trabajo con el relanzado ProcreAr?


- Con el ProcreAr creo que va a haber un avance importante que va a comunicar la ministra (de Desarrollo Territorial y Hábitat de la Nación, María Eugenia) Bielsa, encontramos la cuestión de la vivienda con muchos problemas administrativos, legales y técnicos, con plazos vencidos, por ejemplo las 5.000 que estamos reactivando llevó mucho trabajo. Ojalá solo sea disponer de los tiempos y arrancar. Hay obras que después de 4 años exige un trabajo muy grande.



Viviendas del plan ProcreAr.


-Eso es lo que Bielsa hizo desde que asumió con el ProcreAr. Con todos los barrios que dejaron paralizados. Gran parte de esos barrios ProcreAr son en la provincia de Buenos Aires. El intendente de San Miguel me vino a pedir eso la semana pasada y eso que fue del mismo color político de la exgobernadora. Dijo que había 50 casas para entregarse y no se hizo, y muchas otras al 70%. Había obras frenadas sin ninguna explicación.


- Relacionado con el trabajo que se va a encarar sobre el Plan Quinquenal, surge la pregunta de ¿cuál es saldo de gestión que le dejó la pandemia?


- A mí me reafirmó que la gestión pública tiene dos ejes, la planificación y la adaptación, y la pandemia es un ejemplo claro de esto: uno puede tener planificado de acá a cuatro años y llega una pandemia y hay que tener la capacidad para adaptarse, la gestión pública tiene que ver con eso.

- Normalmente se apoya sobre uno de esos dos ejes, nunca sobre los dos, es un error con pura planificación sin adaptarse a los cambios, pero también es un error y ha sido un factor común que sea todo adaptación algo que ha sido un factor común en la provincia, que lo urgente no permita planificar, con todo lo que eso implica. La pandemia es una clara demostración de como juegan esos dos ejes en la gestión.


- ¿Qué fortalezas encontró en este este tiempo de coronavirus?

- Me permitió destacar dos fortalezas de la provincia, el trabajo de todos los empleados estatales, que vienen poniendo el hombro en plena pandemia, que pese a las preocupaciones por su seguridad están al frente, por lo que valoro mucho la predisposición. Y ese ese sentido, también me permitió advertir las fortalezas del Gabinete del Gobernador que está compuesto de funcionarios con mucha experiencia en el sector público y creo que esa es una diferencia grande con la gestión anterior donde se valorizaba lo privado y lo público era casi una mala palabra.

- Bajo la gestión de la exgobernadora se hablaba de la fortaleza de la gestión privadas. Nosotros tenemos muchos funcionarios con mucha experiencia, que conocen los recorridos administrativos, que conocen el sector, y eso nos permitió dar respuesta.


-La pandemia comenzó con una gestión nueva a la gestión anterior le costó más o menos un año arrancar si se chequean los números de ejecución y lo que se ha hecho, le tomó todo el 2016 arrancar, si nos hubiésemos tomado ese tiempo hubiese colapsado absoluto, es una gestión que pudo ponerse al hombro una gestión muy difícil con dos meses encima, y eso lo pudo hacer porque el Gabinete está conformada con gente con mucha experiencia en el sector, con mucha responsabilidad y mucha entrega.

- Eso se vio desde los trabajadores del Estado hasta los funcionarios. Haber terminado y entregado 125 obras en tres meses es algo que parece de otro mundo, uno escucha destacar a países como Alemania o China por la velocidad… bueno nosotros hicimos lo mismo, eso que hizo la Nación con los hospitales modulares. La experiencia ha demostrado que lo público tiene mucho valor y revalorizó ese componente.

- La última consulta tiene que ser con la situación de los servicios públicos, ¿cómo la discusión con las empresas?

- Estamos hablando con las empresas, con las distribuidoras que están bajo nuestra orbita, de las cuales una es Edelap, pero también con Edenor y Edesur que si bien están bajo jurisdicción nacional, parte de su distribución geográfica es en la provincia, venimos trabajando, desde el primer día venimos relevando las inversiones que hicieron son claramente insuficientes comparadas con el nivel de tarifas de estos cuatro años.

- Es una demostración de que el esquema de tarifazos y que el mercado decida del Gobierno anterior no funciona, esto de pensar que simplemente aumentando tarifas las empresas iban a invertir, no fue así, es falso, las empresas necesitan un control del Estado, y tiene que haber un control muy férreo sobre el aumento de tarifas, estamos viendo todo lo que no se hizo, les pedimos que reviertan la situación y estamos viendo las obras inmediatas para resolver el corto plazo y después para plantear una política de largo plazo para ver cómo se prepara el escenario.

Escuchá la Programación de la radio: