Buscar este blog

Número de visitas

Triers Hotel

17 de julio de 2020

Facundo Astudillo: las pruebas que apuntan contra la policía a 78 días de su desaparición


¿Qué dijo cada policía que tuvo contacto con Facundo, ese 30 de abril? ¿Cuáles son las contradicciones de los testimonios policiales y qué hipótesis maneja la Justicia a más de dos meses de su desaparición? El resumen de la causa, que ya lleva 78 días de incertidumbre y fuertes sospechas contra la policía bonaerense.¿Qué pasó ese jueves 30 de abril a la altura del kilómetro 800 de la Ruta 3? Facundo Astudillo Castro, un joven de 22 años y amante de la música, emprendió un viaje a dedo desde su localidad, Pedro Luro (Partido de Villarino), hasta la casa de su exnovia, en Bahía Blanca, ubicada a más de 100 kilómetros. Pero nunca llegó.

En el medio del camino, varios testimonios plantean dudas y contradicciones sobre su paradero. Todos provienen de efectivos de la policía bonaerense. ¿Qué dijo cada policía entonces y cuáles son las pruebas que la familia y la Justicia federal tienen para avanzar en el caso?

Mientras dos oficiales declararon haberlo infraccionado a las 10 de la mañana a la altura de Mayor Buratovich por la violación de las medidas de aislamiento social, la oficial Xiomara Flores –en ese momento de civil- dijo que lo levantó en la ruta a las 12:30 y lo dejó en la siguiente localidad, Teniente Origone.

Allí, el oficial Alberto González, declaró dos versiones completamente distintas: primero dijo que observó que el joven fue levantado por una camioneta Renault Oroch, pero después sostuvo que Facundo siguió su viaje a Bahía Blanca, caminando. Dato importante: este uniformado confirmó que vio a Facundo a la misma hora que la oficial Flores lo había levantado en la localidad anterior.

Además, hay algo que inquieta a la familia del joven: el oficial González se sabía de memoria la dirección a la que se dirigía “Kufa”, como lo apodan sus amigos.



A todo esto, nadie entiende por qué Facundo –siempre desde la versión policial- no recibió la orden de volver a su casa, si había sido infraccionado previamente. Tampoco coinciden las horas que marcaron los policías, entre un hecho y el otro. Todavía más llamativo es por qué los oficiales declararon esto recién a 50 días de la desaparición.

En las últimas horas, la justicia investiga posibles manchas de sangre en dos vehículos: en un móvil policial y en el auto que utilizó la oficial Xiomara Flores, una de las que según su relato, se ofreció a llevar a Facundo en la ruta.



(Diseño: Daniela Báez)

LOS TRES TESTIGOS

Otros datos aportan más confusión y dudas sobre el accionar policial: la denuncia que realizó la familia recién se hizo efectiva el 5 de mayo, un mes y días después del hecho. Pero hay algo aún más preocupante: tres testigos afirman que vieron cuando Facundo era detenido por la policía, en Mayor Buratovich.

Los vecinos, con identidad reservada, habían intentado informar del hecho en al menos dos oportunidades, pero el primer fiscal de la causa, Dimas García, no les tomó declaraciones. Recién el 27 de junio se les dio validez a sus dichos y puso en serios aprietos a los oficiales que participaron del caso.

El 7 de julio, 67 días después de la desaparición de Facundo, la causa pasó a manos de la Justicia Federal y por primera vez se puso el foco en la policía bonaerense. Las primeras medidas apuntaron a un allanamiento de la comisaría de Mayor Buratovich, donde se secuestraron el libro de actas, teléfonos de los uniformados y otras posibles pruebas.

Ahora, los abogados de la madre de Facundo, Cristina Castro, piden que se avance con la detención de los policías que manejaban el móvil policial ese 30 de abril, cuando interceptaron a Facundo en esa localidad. Pero la justicia avanza a pasos lentos.



LA ÚLTIMA LLAMADA, LA ÚLTIMA FOTO

Hace unos días, se reveló lo que parece ser la “última foto” de Facundo, antes de desaparecer. La imagen muestra a un varón de espaldas, con una vestimenta similar a la que llevó Facundo ese día (el buzo de Boca que aparece en todas las fotos de su búsqueda). Dos policías lo escoltan. Al costado, una mochila.

Lo más extraño fue la forma en que este material apareció. Desde el primer día, la familia había pedido todo lo relacionado al operativo de ese 30 de abril. Pero los oficiales –y la justicia provincial-, se cansaron de decirles que no existía ni registros de las cámaras de seguridad, ni ninguna foto.

Dos meses después, la imagen apareció publicada en un medio local, del cual los abogados de la causa aseguran que tiene vínculos con la policía. Más allá de esto, la pregunta es: ¿Quién y por qué filtraría esa imagen?

Un dato no menor, es que esto sucedió cuando la causa ya estaba en manos de la justicia federal, por parte de la jueza María Gabriela Marrón. Al mismo tiempo, ya se había apartado a la bonaerense y la policía federal se había hecho cargo de la búsqueda.

Pero otra incógnita que todavía no encuentra luz es aquella última llamada que tuvo Facundo con su madre, alrededor de las 13 hs de ese 30 de abril. Cristina asegura que su hijo la llamó y le dijo estas textuales palabras: “No sabés dónde estoy, no me vas a ver nunca más”. Si bien el joven se había ido enojado con su mamá, esa última frase sobrevuela llena de preguntas.

Cristina agrega que también escuchó un “sonido extraño”. “Yo sentí un ruido raro en el teléfono de mi hijo. Mi hijo lo tiró, lo rompió o se lo arrebataron. Ese ese el ruido que yo sentí”, sostuvo su madre.



¿CUÁL FUE LA RESPUESTA DEL GOBIERNO?

A pesar de la gravedad del hecho, el presidente Alberto Fernández todavía no se expidió sobre la desaparición de Facundo. Por su parte, el gobernador de la provincia, Axel Kicillof, se pronunció una sola vez y marcó prudencia: dijo que desde su gobierno no se iba “a encubrir a nadie” pero “tampoco prejuzgar a nadie".

En tanto, el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, se dirigió a la madre de Facundo y le prometió encontrarlo. “Su hijo está vivo”, le manifestó. También, se mostró abierto a que su policía sea apartada del caso, pero puso reparos sobre su responsabilidad.

“Hasta que la justicia ordinaria estuvo investigando no había ninguna prueba ni ningún dato objetivo que involucrara a ningún policía de la provincia", dijo.

Aunque un caso y el otro difieren de algunas características fundamentales, Facundo Astudillo Castro permanece desaparecido tantos días como estuvo en su momento, Santiago Maldonado. Un hecho que puso en jaque la cuestión de los Derechos Humanos durante el gobierno de Mauricio Macri.



Al respecto, dos organismos internacionales pidieron que el Estado argentino acelere con la búsqueda del joven de Pedro Luro: la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) y la Comisión contra la desaparición forzada de personas de la ONU.

(Infocielo)
Escuchá la Programación de la radio: