Buscar este blog

Número de visitas

Triers Hotel

16 de julio de 2020

Economía del conocimiento: una llave al desarrollo provincial


La provincia de Buenos Aires debe tener una política de estado en materia de innovación y tecnología.

La llamada Economía del Conocimiento está conformada por actividades que se caracterizan por la innovación y el uso intensivo de tecnologías, cuyos factores centrales de producción son el conocimiento y las ideas de las personas.

Son actividades productivas muy dinámicas, con un enorme potencial de crecimiento en materia de generación de riqueza y de bienes transables. Es también una importante fuente de divisas, algo de lo que nuestra economía carece de forma sistémica. Además, según datos de 2018, el sector de la Economía del Conocimiento emplea a 433,3 mil trabajadores, de los cuales unos 76 mil empleos están registrados en la Provincia de Buenos Aires. Por tanto, es un sector que genera empleo de calidad. Por último, la Economía del Conocimiento es un sector que puede construir y brindar soluciones a todo el entramado productivo, tanto tradicional como digital, especialmente de la mano de los servicios basados en el conocimiento y la industria 4.0.

Su relevancia se vuelve aún mayor en el presente contexto de pandemia y aislamiento, la migración hacia lo digital se aceleró: crecen las interacciones virtuales, el trabajo y la educación desde los hogares, la telemedicina, las recetas digitales, la fabricación de materiales en 3D, el diseño y producción de respiradores. Incluso, hay investigaciones aplicadas al desarrollo de cuidados y tratamientos para las personas que se contagian de COVID 19.

Teniendo en cuenta estas oportunidades, diputados nacionales del oficialismo y de la oposición, dieron media sanción a un régimen que busca promover el desarrollo del sector. De esta forma, se dio continuidad a una política de estado, únicamente interrumpida al inicio del Gobierno de Alberto Fernández, que suspendió su vigencia en enero de 2020. Ahora, el Senado deberá dar la sanción para que sea Ley.

Entre los principales cambios, se incluyó un criterio de progresividad en los requisitos, según el tamaño de las empresas. Además, se le incorporó una perspectiva inclusiva y de responsabilidad social, que favorece el empleo de grupos vulnerados y la capacitación de los empleados.

En la Provincia de Buenos Aires, también debemos seguir dotando de competitividad a este sector desde el ámbito provincial y respaldar una política de Estado que ha dado sus frutos. En nuestra provincia, se han desarrollado con fuerza conjuntos de empresas en Bahía Blanca, Tandil, Mar del Plata y La Plata.



Si queremos potenciar el desarrollo y el alcance de la Economía del Conocimiento, debemos construir reglas claras para todos. Es este el espíritu del proyecto de ley que presenté en la Cámara de Diputados: tenemos que acompañar y apoyar a aquellos que inviertan en investigación, desarrollo y mejora continua en rubros como robótica, software, biotecnología, industria satelital, entre otros. Debemos impulsar a quienes cuentan con iniciativa, talento y creatividad para hacerlo. Como Estado, debemos generar las condiciones e implementar medidas de fomento y estabilidad, porque sin duda, con la tecnología como herramienta, podremos construir productos y soluciones que beneficiarán a todos.
Escuchá la Programación de la radio: