Buscar este blog

Número de visitas

Triers Hotel

27 de julio de 2020

Ahora phishing: los estafadores virtuales no se toman descanso


Una nueva maniobra de estafa se conoció recientemente en nuestra ciudad, luego de que una mujer recibiera un mail de Visa falso en el cual se le informa que se registró una “actividad inusual con sus tarjetas” y se bloqueó su plástico de débito “por seguridad”.
Para solucionar el supuesto problema, el delincuente requirió a la posible víctima que ingresara en su cuenta de Visa Socios y “actualizara” sus datos personales.
A pesar del intento de engaño, la destinataria del mensaje dudó de la veracidad de la información y no accedió al pedido del estafador.
La modalidad delictiva de suplantación de identidad o phishing consiste en el envío de un correo electrónico a un usuario, simulando ser una entidad legítima para sustraerle información privada.
“Me llegó un mail diciéndome que Visa Socios me bloqueaba mi tarjeta de débito por irregularidades. Me asusté porque el día anterior había retirado plata del cajero, algo que nunca hago”, afirmó Carolina.
“En el correo dice 'Para desbloquear su tarjeta, ingrese aquí' (en referencia a un botón que al parecer la iba a redireccionar a una página aparentemente falsa. Pero no ingresé y le mandé un mensaje a una conocida, que me dijo que es una estafa”, agregó.
“Me explicó que si ingresás tus datos, te vacían todas las cuentas. Pero, por suerte, no pasó nada; hay que tener cuidado con abrir los mails de gente desconocida o de bancos. Frente a una situación así, es aconsejable concurrir a las entidades bancarias y asesorarse ahí”, concluyó la informante.


El texto del correo



El mail enviado a Carolina indica textualmente que “la división de seguridad VISA, la cual está constantemente trabajando para garantizar su seguridad y la de nuestros socios, ha detectado una actividad inusual con sus tarjetas VISA”.
“Esto puede deberse a que hubo un acceso a su cuenta a través de una dirección de IP diferente a la habitual, un lugar público, una red wifi pública o un acceso no autorizado. Como medida de seguridad suspendimos momentáneamente su cuenta, hasta resolver nuestra inquietud”.
Estos correos engañosos suelen contener un enlace a una página falsa que suplanta la identidad de una compañía o servicio. Si el receptor del mensaje introduce sus datos en ese sitio de Internet trucho, el estafador tendrá acceso a la información.


“Usted podrá ingresar a su cuenta normalmente pero podrá tener problemas para los pagos en línea, es decir cualquier transacción que no involucre su tarjeta física no podrá ser realizada”, continúa el texto fraudulento original que, por otro lado, presenta faltas de ortografía.
“Para solucionar esto le solicitamos que se dirija a nuestro sistema de verificación y complete los datos requeridos para que su cuenta quede activa lo antes posible. Tenga en mano su DNI, ya que se le podrá solicitar en el mismo. Si toda la información corresponde a su cuenta, será redirigido automáticamente a la página de VISA y su cuenta restablecida en el acto. Ingrese a su cuenta y actualice su información”, finaliza.


Sin otros casos


Mercedes Patiño, directora de la Oficina Municipal de Información al Consumidor, confirmó que si bien el personal de la dependencia está alertado sobre la existencia de este mecanismo de estafa, por ahora no se recibieron consultas al respecto.
“Estamos anoticiados de esta novedosa maniobra y estamos atentos. Últimamente hay un montón de modalidades de estafa; se ve que los que están 'guardados' (presos) están pensando cómo estafar a la gente. Tienen mucho ingenio”, opinó la titular de la OMIC.
“Alertamos permanentemente a la población para que no brinde datos por teléfono ni mail. Los bancos, incluso, están enviando a sus clientes correos electrónicos para advertirles que no den información a través de estos medios”, dijo la abogada Patiño.


Múltiples variantes y el mismo fin


Estafas telefónicas con la excusa del cobro del IFE, entre otras, provocan estragos en todo el país, como sucede en nuestra ciudad y también en Médanos, donde 4 adultos sufrieron perjuicios por unos 7 millones de pesos.
“Llaman, dicen que son de la ANSES y que le van a depositar el IFE, van a percibir una bonificación, un retroactivo o que es beneficiario de reparación histórica”, precisó una fuente judicial.
“Con cualquier excusa los hacen ir al cajero automático, gestionar la clave Token, modificarla y suministrársela; en ese momento les vacían sus cuentas. Es un engaño telefónico con el cual hacen ir a la gente al cajero con la tarjeta, llaman a la víctima al celular en ese momento y le piden que les pasen la clave que arroja el cajero. Con eso, les hacen un desastre”, agregó.
Con una metodología distinta, los ladrones prometen a sus víctimas el depósito de 10.000 pesos correspondientes al IFE y gestionan un adelanto del sueldo de los supuestos beneficiarios que cobran sus haberes en el Banco Provincia.
Muchas veces los estafadores se hacen pasar por empleados del Ministerio de Desarrollo Social y en una gran parte de los casos no solo saquean las cuentas de las víctimas sino que también sacan créditos a su nombre, con lo cual el daño es mayor y por más tiempo.


Otra variante de estafa consiste en el llamado telefónico de una persona (por lo general un hombre) que asegura representar a una empresa y comunica la obtención de un premio a través de un sorteo.
El llamante le explica a su interlocutor que ganó una suma de dinero (entre 75 mil y 300 mil pesos) y le solicitan que ingrese en una página de Internet.
Una vez en dicho link, la potencial víctima observa su nombre completo y “se convence” de la veracidad.
Luego le piden ir a un cajero automático y, siempre por vía telefónica, le "sacan" datos y claves.


Entre errores
y consejos



Ortografía. Si bien los estafadores perfeccionan sus métodos constantemente, los mensajes apócrifos generalmente se generan con “herramientas automáticas que integran funcionalidades de traducción y diccionarios de sinónimos, por lo que suelen presentar faltas ortográficas y errores gramaticales”.

Qué hacer. La policía aconseja no atender llamadas desconocidas si no participó voluntariamente de ningún sorteo. Tampoco brindar datos personales ni bancarios ante el llamado de cualquier empresa ni de bancos.

Ni llamados ni envíos. Anses o bancos no llaman a los beneficiarios para depositar el IFE ni algún otro abono social y las empresas de servicio público no envían operarios a los domicilios a verificar el servicio si los clientes no lo solicitaron previamente.

Alerta. Ante la menor duda, en caso de una llamada sospechosa, hay que cortar la comunicación y dirigirse al número de emergencias 911 para dar aviso.

(La Nueva)
Escuchá la Programación de la radio: