Buscar este blog

Número de visitas

Triers Hotel

4 de junio de 2020

Trigo: récord para la siembra, pero una pausa para la comercialización



De acuerdo al informe de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), la campaña de trigo 2020/21 en Argentina tiene buenas posibilidades de marcar un récord productivo, con una intención de siembra que apunta a las 7 millones de hectáreas y una producción potencial de 22 millones de toneladas, de acuerdo a los rindes tendenciales.

La siembra comenzó de muy buena forma, habiéndose completado --a esta semana-- un avance sobre el 20 % del total del área prevista, según información relevada por el ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca (MAGyP). Es decir, está por delante del 5 % que se registraba a misma fecha del año 2019 y resulta el ritmo más rápido de siembra para fines de mayo desde que se tiene registro.

Destaca el gran ritmo con el que avanzaron las tareas en la provincia de Córdoba (provincia que concentra cerca del 20 % triguera del área nacional), con departamentos que alcanzaron máximos de 80 % sobre el total proyectado, dando un total provincial del 42 %.

En las provincias de Catamarca, Tucumán y Santiago del Estero (exceptuando Quimili), el organismo da por finalizada la siembra. En la provincia de Santa Fe, el avance del 11 % sobre las casi 1,4 millones de hectáreas proyectadas también se ubica significativamente por encima del 4 % que se llevaba en la campaña previa.



En cuanto al panorama en los mercados, el trigo venía siendo el que mejor estaba soportando la embestida que la pandemia de coronavirus implicó para los precios commodities agrícolas en general, incluso experimentó un promisorio incremento entre la segunda mitad de marzo y primera mitad de abril en el mercado doméstico, que sirvió para que los productores cierren precio sobre parte de la producción de forma anticipada.

El panorama parece haberse revertido en las últimas semanas, con Chicago cayendo US$ 20/t desde su máximo del 25 de marzo, y los futuros a diciembre del mercado MATBA-ROFEX cayendo unos US$ 10/t después de haber tocado el máximo en la vida del contrato (US$ 173/t).

En este marco, los precios internos de compra por parte de la exportación han descendido en la plaza local, y hoy resulta difícil encontrar condiciones de compra que convenzan a los productores a fijar precio de una campaña que recién comienza a sembrarse. En este sentido, en la semana las ofertas abiertas de compra por parte de la demanda se encontraron en torno a los US$ 155/t para la entrega en los meses de noviembre/diciembre, lejos de los US$ 170/t a los que se cerraron el grueso de los negocios a precio hecho en la primera mitad de abril.

(La Nueva)
Escuchá la Programación de la radio: