Buscar este blog

Número de visitas

Triers Hotel

12 de junio de 2020

Por qué la pandemia de coronavirus podría aumentar el trabajo infantil



Según Naciones Unidas, se espera que el Covid-19 empeore esta problemática, tras dos décadas de avances. Las causas se relacionan con la suba de la pobreza, el cierre de escuelas y la menor disponibilidad de servicios sociales

Más de 150 millones de niños de todo el mundo son víctimas de trabajo infantil y casi la mitad del total tienen entre 5 y 11 años, según registros de Naciones Unidas. En Argentina, uno de cada diez niños de 5 a 15 años trabaja, con una mayor incidencia en las áreas rurales, de acuerdo con la Encuesta de Actividades de Niños, Niñas y Adolescentes (EANNA), desarrollada por el Ministerio de Trabajo en 2017.

Estas cifras preocupantes podrían aumentar consecuencia de la pandemia en los sectores más vulnerables, de acuerdo a un nuevo informe realizado en conjunto por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Entre las causas más comunes, se encuentran el incremento de la pobreza, el cierre de escuelas y la menor disponibilidad de servicios sociales.


Según el documento, se cree que los niños que ya trabajan podrían hacerlo durante más horas a partir del impacto del Covid-19, o en peores condiciones. “Muchos de ellos podrían verse obligados a realizar trabajos peligrosos y en condiciones de explotación, lo que causaría un daño significativo a su salud y su seguridad”, advierten.

A su vez, desde los organismos señalan que incluso cuando se reanuden las clases en los más de 130 países que aún mantienen cerradas las aulas, “es posible que algunos padres ya no puedan permitirse mandar a sus hijos a la escuela” y vaticinan que “la desigualdad de género puede agudizarse, puesto que las niñas son particularmente vulnerables a la explotación en el sector agrícola y en la economía sumergida o el trabajo doméstico”.

“El trabajo infantil no se da de modo aislado”, explica Gustavo Ponce, especialista en trabajo infantil de la OIT en Argentina. “Es una situación que le ocurre a los niños en un contexto familiar y ese contexto está profundamente afectado por una crisis económica y social. Entonces, la pandemia deja a la vista a los sectores más vulnerables y desprotegidos”, expresa.

En este marco, el experto considera que la crisis también puede propiciar que miles de niños y niñas en condiciones de vulnerabilidad social se vean obligados a trabajar para contribuir con los ingresos familiares y precisó que las niñas corren un riesgo particular de realizar trabajo doméstico o tareas de cuidados en el hogar, a tiempo que están más expuestas a sufrir accidentes y abusos físicos o sexuales.

Para evitar que la problemática avance, el informe propone un conjunto de medidas entre las cuales se encuentran ampliar la protección social, facilitar la concesión de créditos a hogares en situación de pobreza, promover el trabajo decente para los adultos, posibilitar el regreso de los niños a la escuela sin costos de escolaridad, disponer de más recursos para realizar inspecciones laborales y hacer cumplir la ley.

En el marco del Día Mundial contra el Trabajo Infantil, que se conmemora cada 21 de junio, los ministerios de Desarrollo Social y Trabajo firmaron un acta compromiso con la CGT, la CTA-T, la CTA-A y la UTEP para llevar a cabo acciones conjuntas tendientes a erradicar la problemática.

Además, el presidente de la Nación, Alberto Fernández, y la primera dama, Fabiola Yañez, compartieron un video bajo el lema “Los niños deben trabajar solo en sus sueños”, en el que ponen de manifiesto la importancia de la adopción de medidas “inmediatas y eficaces” para erradicar el trabajo infantil.
(Infocielo)
Escuchá la Programación de la radio: