Buscar este blog

Número de visitas

Triers Hotel

25 de junio de 2020

El médico de Insaurralde contó cómo fue el tratamiento con plasma que le salvó la vida

Ramiro Heredia, el médico personal de Martín Insaurralde y uno coordinador del equipo que asistió al intendente de Lomas de Zamora en su internación por un cuadro de Covid-19, contó cómo fue el tratamiento con plasma que le salvó la vida.
El profesional de la salud, que acompaña a Insaurralde hace más de una década, reconoció su preocupación el enterarse del positivo para coronavirus del jefe comunal “por sus problemas de salud previo”.
“Martín es una persona de 50 años que tiene antecedentes médicos muy pesados, tiene asma crónico, pero además cursó un cáncer de testículo entre 2011 y 2015 en el que le quedaron secuelas”, explicó el médico.

Heredia también detalló que Insaurralde “tiene una insuficiencia renal crónica y una neuropatía periférica, y a raíz de su cáncer, padeció un compromiso abdominal y pulmonar, y por momentos su cuadro era muy crítico”.
El 12 de junio, a través de su cuenta de Twitter, el jefe comunal de Lomas comunicó que había contraído coronavirus, y debido a sus antecedentes, su médico le recomendó internarse en el hospital municipal de Llavallol.

Según informó Heredia, a los pocos días en el centro de salud, Insaurralde “empezó a presentar síntomas que podían augurar una situación grave en su estado: disnea y falta de oxígeno en sangre”.

Por ese motivo, se decidió revisar su situación clínica y se le hicieron estudios complementarios, que arrojaron “déficit de oxígeno e infiltrados pulmonares, que es la imagen que dan los virus de este tipo”, aseguró su médico.
“Estuvo grave”, apuntó Heredia, quien explicó que los especialistas resolvieron que el mejor tratamiento para aplicarle era la transfusión del plasma de otros pacientes que se recuperaron del Covid-19.

En este sentido, el profesional aseguró que “el tratamiento con plasma funciona mejor en pacientes como Martín”, pero fue complejo porque “generalmente se aplica por una vena periférica, pero él no tenía acceso venoso”.

Por ese motivo, el grupo de médicos decidió colocarle una vía central, que requiere de un proceso quirúrgico, pero “en una hora y media lo recibió sin problemas”, indicó Heredia.

Insaurralde abandonó el Hospital de Llavallol el miércoles al mediodía y se le indicó reposo, porque después de estar internado dos semanas con un cuadro grave, le iba a llevar un tiempo poder recuperar la plenitud física.

(Diputados Bonaerenses)
Escuchá la Programación de la radio: