Buscar este blog

Número de visitas

Triers Hotel

19 de junio de 2020

Aumentó la angustia, el consumo de alcohol y de psicofármacos por la cuarentena




La pandemia y la cuarentena provocaron todo tipo de síntomas.

Una encuesta, realizada por un equipo multidisciplinario local, arrojó que la mayoría de los pampeanos, mayores de 18 años, sufre en estos momentos más angustia, ansiedad, soledad y preocupación económica que antes del aislamiento.

No obstante, los datos más preocupantes radican en que además crecieron los trastornos alimentarios y de sueño como así también el consumo de alcohol y de psicofármacos como estrategias para afrontar el malestar.

Trastornos.

La encuesta la llevó a cabo un equipo integrado por la psicóloga María de los Ángeles Corró Molas (MN 38502 MP 454), la bioquímica María Paula Aguilera (MN 9948 MP 278) y la nutricionista Magdalena Moreno (MP 2381).

Las profesionales lanzaron ni bien iniciado el aislamiento un cuestionario online y arrojaron sus resultados sobre 353 respuestas recibidas. El 60 por ciento de la población eran mujeres y el resto varones. El 81% practicaban actividad física antes del confinamiento y el resto no.

«La encuesta arrojó resultados un poco preocupantes: aumentó la cantidad de ingestas de comidas durante el día, el sedentarismo y lo llamativo fue que muchos de los que hacían actividad física durante más de 6 horas por semana, disminuyeron a cero, es decir, dejaron de practicarla por completo», expresó Corró Molas a LA ARENA.

Amplió que también crecieron los trastornos de sueño, la ansiedad y la desmotivación ligada a la dificultad para establecer nuevos objetivos.

«Creció del 5 al 27 por ciento el porcentaje de personas que duermen más de las 8 horas que descansaban antes del confinamiento», detalló al especificar que, por ejemplo, aumentaron las prácticas vinculadas con las técnicas de relajación.


“Impacto tremendo”.

Corró Molas dijo que también disminuyó la alegría, el entusiasmo, la soledad, el aburrimiento y la preocupación económica.

«Uno de los puntos que más pudimos ver fue justamente este incremento de la preocupación por el futuro económico», afirmó al acotar: «Hemos notado, por ejemplo, la presencia recurrente de pensamientos de tipo ansioso ligados a la incertidumbre: mucha gente comenzó a preguntarse ‘cuándo va a terminar todo esto’ y todavía lo sigue haciendo».

-¿Cómo definís los efectos psicológicos de la pandemia?

-El impacto fue tremendo sobre todo cuando empezó la cuarentena y el
confinamiento era mayor, lo cual generaba muchas limitaciones en relación a la
vida habitual. En los deportistas, por ejemplo, les resultó muy difícil mantener la
motivación ya que no contaban ni cuentan en la actualidad con objetivos claros
de competencia.

-¿A quién afectó más?

-Según mi opinión, y mi visión, a las personas sedentarias, a los que tienen más dificultades para socializar y a quienes son pesimistas, personas que no cuentan con habilidades psicológicas necesarias y poseen pensamientos rígidos y recurrentes que les impiden un mejor afrontamiento. También a quienes se aíslan y no poseen puntos de contención y apoyo social. El resto de la población, con más recursos psicológicos, va pudiendo reorganizarse, volviendo de a poco a su ritmo habitual de vida, sobre todo luego de que se flexibilice la cuarentena.

Una gran pausa introspectiva.

Pero no todo fue negativo debido al aislamiento.

La psicóloga indicó que muchas personas comenzaron a partir del aislamiento a «pensar en otras cosas» y a fortalecer el «autodiálogo» y el “autoconocimiento”.

«La aparición de este encierro repentino llevó a que muchas personas comenzaran a mirar hacia adentro e implementaran el autoconocimiento. Aparecieron cuestionamientos acerca del sentido de la vida, lo cual significó una especie de gran pausa introspectiva», especificó.

La encuesta culminó en el día 40 de la cuarentena pero los síntomas continuaron posteriormente aunque mucho menos preocupantes.

Una de las razones, adujo la psicóloga, fue que mucha gente en la provincia comenzó a salir para practicar actividad física individual tal lo indica el protocolo, lo cual redujo la ansiedad que generaba el encierro.

«Muchos de todos estos síntomas mencionados anteriormente disminuyeron de manera notable con la práctica de actividad física», sostuvo.

Niños y adultos mayores.

-¿Cómo afectó y afecta a los niños la cuarentena?

-En los niños apareció sobre todo el aburrimiento. No obstante, aconsejamos que en este momento aprovechen para compartir más tiempo con sus familias. Los adultos debemos darles herramientas creativas a los niños para que puedan mantenerse activos y también hacer cosas nuevas.

-¿Y a los adultos mayores?

-Lamentablemente los adultos mayores no tienen tanto acceso a las herramientas virtuales y por eso se vieron bastante perjudicados. Pero, por lo que pude observar, aumentó la angustia y la soledad, aspectos que ya existían antes en esa población y se vieron reforzados con el confinamiento.

Vivos online.

Corró Molas, como muchos profesionales de la salud, optó por una herramienta
que permite alcanzar a grandes poblaciones sin la necesidad de trasladarse.

«Cuando empezó la cuarentena, por iniciativa de mi novio y con el objetivo de
brindar un servicio solidario comencé con una serie de ‘Vivos’ en Facebook y
en mi canal de YouTube: fueron charlas para brindar herramientas psicológicas
y desarrollar la resiliencia en quienes lo estaban viendo», sostuvo.

En total fueron 11 conversaciones en línea orientadas a acompañar, contener y
brindar herramientas adecuadas para afrontar, sobre todo, la primera parte del
aislamiento.

A su vez, afirmó que es importante el abordaje integral del ser humano en la pandemia. «Es interesante no sólo poder abarcar los aspectos de la salud física sino también incluir la salud mental durante la cuarentena. Es fundamental que exista también un espacio de contención e intervención psicológica», completó.

laarena.com.ar
Escuchá la Programación de la radio: