Buscar este blog

Número de visitas

Triers Hotel

5 de mayo de 2020

Habló la mujer prendida fuego delante de sus hijas: “Siempre tuve miedo de denunciarlo”

Cintia, la mujer de 28 años que fue prendida fuego por su pareja en Bahía Blanca, contó cómo fue el ataque luego de salir del Hospital Penna y dijo que el padre de sus hijas la roció “con el alcohol con el que le hacía las curaciones en el ombligo a la beba de ambos”.
El sábado por la tarde el agresor, identificado como Maximiliano Cayumil, amenazó con llevarse a la niña más pequeña a la casa de su madre y cuando Cintia le dijo que eso no iba a suceder, sugirió que la iba a prender fuego.

De acuerdo con el testimonio de la víctima, no era la primera vez que su pareja la amenazaba insinuando que iba a suicidarse, que la iba a matar o que se iba a llevar a la bebé de ambos.

Asimismo, Cintia afirmó que Cayumil no la dejaba “tener amigas ni usar el celular”, por lo que la vulnerabilidad era aún mayor. “No tenía ningún tipo de contención y siempre tuve miedo de denunciarlo”, aseguró.

Del momento del ataque, la mujer recuerda que cuando terminó de amamantar a la bebe y la colocó en la cuna, “él se acercó con la intención de llevársela” y cuando le dijo que no, ijo que la iba a prender fuego, aunque ella no creyó que eso fuera a suceder.

Una vecina que escuchó gritos y entró a la casa para socorrer a Cintia. En el camino para auxiliar a la víctima, se cruzó con Cayumil que se retiraba del lugar y riéndose le comentó: “Yo le dije que la iba a prender fuego y la prendí”.

Cintia tuvo quemaduras graves en la cara, el cuello, el tórax, el pecho y una de sus manos, pero fue ayudada a tiempo y la ambulancia la trasladó de inmediato al hospital, donde permaneció hasta ayer, que fue dada de alta.

Debido al contexto de pandemia por el coronavirus, la víctima fue enviada a su casa y continuará realizando visitas al centro de salud para hacerse las curaciones correspondientes hasta que las quemaduras cicatricen.

El hombre se llevó de la escena el celular de Cintia, por lo que cuando una conocida quiso comunicarse con ella, pudo dar con el paradero de Cayumil, que se encontraba en la casa de su madre y le reconoció que se había mandado “una cagada”.

El hombre fue detenido por la Policía y trasladado a la Comisaría Primera por el delito de tentativa de femicidio, mientras la Justicia intenta esclarecer los hechos para la apertura de una causa.

(Diputados Bonaerenses)
Escuchá la Programación de la radio: