Buscar este blog

Número de visitas

Triers Hotel

5 de mayo de 2020

El ‘Fútbol 5’ trabaja en un protocolo




El deporte, tanto profesional como amateur, está totalmente paralizado desde mediados de marzo. El aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto por la pandemia de coronavirus obligó a detener todas las actividades, golpeando a muchos sectores que hoy, a casi dos meses de oscuridad por el cierre de sus puertas, empiezan a ver una luz al final del túnel.
En ese contexto, la gran familia que agrupa al «Fútbol 5» (o papi fútbol) en todo el país comenzó a moverse en los últimos días con el objetivo de ir preparando el terreno para poder regresar a la actividad, siempre que la cuestión sanitaria lo permita.
En el caso de los pampeanos, medio centenar de propietarios de diferentes complejos de ‘Fútbol 5’ de toda la provincia mantuvieron contactos de manera virtual para acordar un protocolo que hoy mismo estarán presentando a las autoridades.
«Lo primero que queremos remarcar es que estamos totalmente de acuerdo con todas las medidas que se han tomado hasta ahora, y que hemos respetado a rajatabla. No estamos planteando volver mañana a abrir las canchas, sino establecer un protocolo y acordar con las autoridades para ir preparando todo con la intención de volver el 1 de junio, siempre que la situación en La Pampa se mantenga como hasta ahora, sin casos ni circulación del virus», aclaró ayer a LA CHUECA uno de los propietarios de una canchita en Santa Rosa.
«Somos concientes que la actividad no se va a abrir ahora, pero para cuando podamos abrir queremos tener bien en claro qué hacer y estar preparados», agregó, explicando que entre otras cuestiones sanitarias, el protocolo establece pautas claras sobre el distanciamiento entre turnos, las medidas de higiene, la imposibilidad de permanecer en un predio si no es jugando y hasta la firma de una declaración jurada donde cada jugador aclare que no estuvo en contacto con alguien que pueda ser portador del Covid-19.

Pedido.
En Santa Rosa hay más de 20 canchitas de fútbol 5, entre las que tienen piso sintético o son de tierra. El número se repite en General Pico y baja en algunas otras ciudades, pero en casi todas las localidades de La Pampa hay un terreno que la gente alquila por turnos para despuntar el «vicio» del fútbol por una hora, al menos una vez a la semana.
De todo ese gran abanico de canchas, alrededor de medio centenar de propietarios fueron armando un protocolo que hoy presentarán a las autoridades correspondientes de cada municipio, solicitando que sea evaluado en los respectivos comités de crisis para determinar en conjunto las condiciones en las que se debería jugar cuando se habilite la actividad.
«En primer lugar, manifestamos el total apoyo a las medidas que se están llevando adelante ante la crisis sanitaria, pero debemos solicitarles a nuestros mandatarios municipales y provinciales que tengan en consideración las necesidades de este sector económico, que se encuentra sumamente afectado por la difícil situación económica a raíz de la cuarentena», explican en el comunicado.
«Aclaramos que priorizamos la salud de los ciudadanos, ante todo, por esto las medidas solicitadas van acompañadas de un protocolo de salud coordinado», agregan, y en ese sentido explican que su pedido apunta a retomar las actividades el próximo mes: «Les queremos solicitar nos tengan en cuenta para realizar la apertura a partir del 1 de junio, siempre que continúe sin circulación de Covid-19 en nuestra provincia».

Protocolo.
En el extenso protocolo que hoy presentarán los encargados de los complejos, se especifican detalladamente cada una de las pautas que se tendrán en cuenta con respecto a la limpieza y desinfección de los predios y de las instalaciones, a las restricciones de distanciamiento social y entre turnos, y a las medidas de seguridad e higiene tanto de los futbolistas como de aquellos que estén encargados de la atención de las canchas.
Entre las medidas detalladas con respecto a quienes vayan a jugar un partido, se destacan la «desinfección de pies y manos con agua lavandina o alcohol en gel», la «toma de temperatura» y la «firma de una declaración jurada en virtud de la cual el cliente manifiesta no tener ningún síntoma de Covid-19 y de no haber tenido ningún tipo de contacto con alguna persona infectada por el mismo y/o con alguna persona que haya llegado del exterior del país o de la provincia en los últimos 30 días».
Además, aclaran que se tomarán «datos personales de cada uno de los jugadores por turno, nombre apellido, dirección, teléfono, e mail o alguna red social. De esta manera se puede hacer un seguimiento de cada uno y así saber si alguno presenta síntomas Covid-19».
Por otra parte, manifiestan que dentro del predio deportivo será obligatoria la «utilización de barbijos», que a los jugadores «no se les permitirá compartir bebidas en los establecimientos», que «no se venderá ningún tipo de bebidas a los clientes» y que «no se colocarán sillas ni mesas a fin de que una vez finalizada la actividad se retiren a sus hogares», entre otras disposiciones.
En tanto, con respecto al distanciamiento aclaran que «los establecimientos, en caso de tener más de una cancha, comenzarán a trabajar con la mitad de las mismas, reduciendo al 50% el predio a fin de que haya menor circulación de personas», que «no se dejará ingresar a lugares cerrados, como por ejemplo quinchos», que «se estipulará un tiempo de 10 minutos entre cada partido en la misma cancha, para evitar que las personas que finalizaron un partido y los que llegan a jugar se crucen en el complejo», y hasta que «el comienzo de cada partido (en el caso que el complejo cuente con 2 canchas o más) será escalonado, para evitar que el ingreso y finalización de cada partido sea en simultáneo».
Esas son algunas de las medidas que figuran en el protocolo que será presentado a partir de hoy, con el objetivo de regresar a la actividad el próximo mes y mostrando un interés en que esa vuelta a las canchas sea de manera responsable y consensuada con las autoridades.

«La gente quiere jugar, está triste»
«Todos los días llama alguien para preguntar si sabemos cuándo vamos a abrir. La gente quiere jugar, está triste, es como que necesitan ir a jugar a la pelota para distraerse un poco», explicó uno de los encargados de un complejo de canchas de fútbol 5. «Hay mucha gente que siguió trabajando normalmente, pero se les cortó el picado, que era su cable a tierra. Porque además, hacer deportes también está vinculado con la salud», agregó.
En ese sentido, dentro de la solicitud que hoy entregarán a las autoridades hacen referencia a la intención de «fomentar el deporte y el ejercicio físico como un cimiento de la salud».
«Los complejos deportivos, por el contrario de propagar enfermedad, actúan como centros de salud preventiva y se convierten en aliados de la salud pública. Contribuyen a la prevención de los principales factores de riesgo de esta pandemia; las enfermedades crónicas no transmisibles», explican, haciendo mención a la importancia de la actividad física de acuerdo a los lineamientos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).
«Asimismo, la actividad física ofrece beneficios psicosociales como el bienestar y la agilidad mental, la reducción de la sensación de soledad, el estrés, la ansiedad, la depresión, la reducción de la violencia y el consumo de estupefacientes», agregan.

La «industria» del fútbol 5
Entre los fundamentos que los propietarios de las canchas de Fútbol 5 plasman en su pedido, destacan la importancia económica que tiene esta actividad para muchas familias dentro de La Pampa, al explicar que «genera de forma directa más de 100 empleos», entre dueños, empleados o profesores. Y también «una gran cantidad de empleo indirecto (electricistas, albañiles, zapateros, reparadores de pelotas), además de los «locatarios (de los terrenos) a los cuales todos los meses hay que cumplirles con los alquileres pactados».

.laarena.com.ar
Escuchá la Programación de la radio: