Buscar este blog

Número de visitas

Triers Hotel

5 de abril de 2020

Puan lanzó la campaña “Deme Dos”, en una semana permitió conformar 120 bolsones




En Puan se lanzó la campaña “Deme Dos”, que en una semana permitió conformar 120 bolsones alimentarios para otras tantas familias.

La propuesta es que los vecinos, cuando vayan a hacer las compras, no adquieran un producto de un mismo tipo, sino dos, y luego depositen uno de ellos en un changuito ubicado en la puerta del almacén o supermercado adherido a la campaña. Una vez por día, algún representante de los clubes Tiro, Independiente o Puan Foot Ball Club pasa a recoger lo reunido y lo acerca al área de Acción Social.


“A la par, estamos haciendo un fuerte trabajo en red para detectar necesidades y atenderla de la mejor forma con todos los recursos disponibles. La meta es llegar al 100% de los afectados”, indicó la titular de Acción Social, Liliana León.

Belén Favre, secretaria de Desarrollo Social y Comunitario del municipio de Saavedra, indicó que en ese distrito se conformó el Centro Operativo de Emergencia (COE).

“Desde ahí se coordina la acción de las distintas áreas municipales y se integra con otros actores locales, porque la demanda de alimentos aumentó notablemente”, dijo.


Agencias de La Nueva. / laregion@lanueva.com

Las áreas de Acción Social de la región están viviendo el peor momento desde que comenzó, el 20 de marzo, el aislamiento social obligatorio para combatir al Coronavirus. El freno a la actividad económica dejó sin trabajo a miles de familias que vivían del jornal, lo que las puso en un angustiante estado de carencia alimentaria que desbordó las posibilidades de asistencia de casi todos los municipios.

“La emergencia social ha pasado a tener la misma o más importancia que la sanitaria”, reflexionó esta semana un intendente de la región entre sus más cercanos.

Los números hablan de un salto de la demanda como pocas veces se vio. Leandro Merlo Ezcurra, secretario de Desarrollo Social de Patagones, dijo que en tres días tuvieron casi el mismo nivel de pedidos que en un mes.

“El incremento de pedidos ha sido notable: en 72 horas entregamos unos 700 módulos alimentarios, cuando antes (de la crisis) entregábamos 800 por mes. La situación, a medida que pasan los días, se está poniendo cada vez más complicada porque no solo afecta a los sectores más carenciados, sino a la clase media”, refirió.



El secretario de Desarrollo Social de Coronel Suárez, Juan Francisco Bárbaro, brindó un panorama similar.

“Por lo general asistimos a 1.000 familias, pero ahora los pedidos subieron mucho. Se sumaron familias que normalmente tenían trabajo, ya sea informal o un pequeño comercio”, dijo.

Fuentes del municipio de Adolfo Alsina señalaron que la demanda “ha aumentado enormemente”.

“Hay preocupación porque se quiere garantizar la seguridad alimentaria”, se indicó.

La directora de Desarrollo Social de Guaminí, Patricia Encinas, dijo que la cuarentena dejó sin ingresos “a todas aquellas personas que se desempeñaban en algún tipo de trabajo informal, hacían changas o trabajaban en casas particulares”.

“Todos ellos quedaron imposibilitados de cubrir sus necesidades básicas, como la alimentación. Esta situación se ve reflejada en la cantidad de familias asistidas: hasta principios del mes de marzo eran 305 familias en todo el distrito, pero desde el 20 de ese mes son 425”, detalló.

Entre los consultados sólo uno señaló que no advirtieron un aumento significativo de la demanda en los últimos días. Fue el director de Desarrollo Social en Coronel Dorrego, Ariel Heim.

“Fuera de los beneficiarios que se venía atendiendo, (desde que se inició la cuarentena) se han presentado algunas nuevas familias que no llegan al 10% del total”, aclaró el funcionario, quien dijo que de cualquier forma se trabaja en forma coordinada para no superponer esfuerzos y que todas las familias que requieran una ayuda del Estado la tengan.


Todo suma hasta que empiece el pago del IFE

Los municipios comenzaron a atender la demanda con sus propios recursos y los aportes de la Provincia o la Nación, pero rápidamente se dieron cuenta de que no les alcanzaría. Por eso en la última semana lanzaron campañas masivas de donación de alimentos, insumos hospitalarios y elementos de limpieza.

“Las necesidades son muchas y todas las donaciones son bienvenidas. Quienes puedan sumarse sólo tienen que llamarnos y nosotros vamos a su domicilio. Las líneas de teléfono o mail funcionan las 24 horas”, contó el secretario de Desarrollo Social de Villarino, Carlos Morelli.

También, en muchos casos, se habilitaron cuentas bancarias para recibir donaciones en efectivo. El dinero va a fondos de emergencia que en algunos distritos -no todos- están fortaleciéndose con el descuento a las dietas de concejales y los salarios de funcionarios.
En algunos distritos la demanda de comida se triplicó. En otros, como Dorrego, apenas subió el 10%. En todas creció.

“Nosotros hemos hablado con los proveedores para pedirles colaboración e incluso hemos aceptado donaciones de los pescadores artesanales, que nos han entregado parte de sus capturas. Con eso y los comestibles secos que nos han enviado estamos atendiendo la demanda”, refirió el intendente de Monte Hermoso, Alejandro Dichiara.

En Pehuen Co también recibieron ayuda de los pescadores locales.

   


Todo suma, reflexionan desde la zona. La meta es clara: hay que ganar tiempo hasta que el gobierno nacional empiece a pagar el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), lo que está previsto para mediados de mes. “Esos 10 mil pesos por familia van a significar un alivio enorme”, enfatizan.

El temor es que haya desbordes sociales o que las familias desesperadas por la falta de ingresos empiecen a violar masivamente la cuarentena.


En Patagones, 4 personas atienden un call-center de pedidos de ayuda social.

“Por eso hay que estar muy cerca de la gente en este momento. En Patagones el intendente José Luis Zara creó el proyecto Patagones Solidario, que involucra a todas las instituciones en la contención social. Además, habilitó un call center que funciona con cuatro líneas telefónicas”, indicó Merlo Ezcurra.

Gonzalo Iparraguirre, de la Agencia de Desarrollo de Tornquist, señaló que en ese distrito se creó el Plan de Aislamiento Asistido.

“El objetivo es garantizar al sector más vulnerable la entrega semanal de alimentos secos, más carne y pan. Todo el esfuerzo está puesto aquí porque entendemos que en esta crisis los sectores vulnerables se ampliarán”, dijo.


En Puan lanzaron la campaña Deme Dos. Gracias a eso, en una semana conformaron 120 bolsones de comida.

En Puan se lanzó la campaña “Deme Dos”, que en una semana permitió conformar 120 bolsones alimentarios para otras tantas familias.

La propuesta es que los vecinos, cuando vayan a hacer las compras, no adquieran un producto de un mismo tipo, sino dos, y luego depositen uno de ellos en un changuito ubicado en la puerta del almacén o supermercado adherido a la campaña. Una vez por día, algún representante de los clubes Tiro, Independiente o Puan Foot Ball Club pasa a recoger lo reunido y lo acerca al área de Acción Social.

“A la par, estamos haciendo un fuerte trabajo en red para detectar necesidades y atenderla de la mejor forma con todos los recursos disponibles. La meta es llegar al 100% de los afectados”, indicó la titular de Acción Social, Liliana León.

Belén Favre, secretaria de Desarrollo Social y Comunitario del municipio de Saavedra, indicó que en ese distrito se conformó el Centro Operativo de Emergencia (COE).

“Desde ahí se coordina la acción de las distintas áreas municipales y se integra con otros actores locales, porque la demanda de alimentos aumentó notablemente”, dijo.

La Nueva
Escuchá la Programación de la radio: