Buscar este blog

Número de visitas

Triers Hotel

11 de marzo de 2020

Plaguicidas: expusieron intendentes de los pueblos afectados por los agrotóxicos


El intendente de Alpachiri, Rubén Muller, pidió que la ley contemple, para aquellos que hagan producción orgánica, algún beneficio: “Sería interesante que aquel productor que quiera tener su producción orgánica pueda tener un beneficio, porque si no vamos a fumigar de nuevo ya que es mayor negocio”.

En el marco de la Ley de Plaguicidas, se llevó a cabo este martes a la tarde un nuevo plenario de comisiones en la Legislatura provincial donde concurrieron diferentes intendentes de la provincia cuyas zonas están atravesadas por la producción agrícola y la utilización de agroquímicos.

“Entendemos desde esta Cámara que los municipios tienen un rol tremendamente importante, porque son quienes tienen que dar respuesta. En el tema de las distancias se vuelve a poner énfasis en los municipios”, expresó en el comienzo del plenario el diputado Oscar Zanolli para dar lugar a las preguntas.

«PRODUCTOS PROHIBIDOS Y MAQUINAS SIN INSCRIBIR».

El legislador Francisco Torroba consultó a los presentes sobre cómo se han ido desarrollando las fumigaciones durante los últimos años. En respuesta, el asesor fitosanitario de Ceballos y Bernardo Larroudé, Víctor Martín, dijo: “Tuvimos muchos inconvenientes de tipos legales. Hubo muchos años de falta de control. Hoy debido a las redes sociales y la opinión pública nos tenemos que adaptar a esta demanda. Ahora la mentalidad es otra. La experiencia que puedo aportar es que ha habido aparición de producto prohibido y, por ejemplo, de maquinarias sin inscribir. Estamos en un proceso y vamos hacia un buen camino”.

También, expresó que no cree en las “prohibiciones porque las experiencias no han sido buenas. Por el camino del control es por donde pasa el tema. Este es un camino que hay que transitarlo juntos con leyes que no sean estancas y se vayan modificando con el paso del tiempo”.

Asimismo, el diputado Martín Balsa aclaró que “el espíritu de la ley no es prohibir, pero sí fiscalizar lo que se hace actualmente”, y su par Alicia Mayoral señaló que “los controles deben pasar por los intendentes, pero no todos pueden tener la logística, así que vamos a tratar de regularlo y tener un equilibrio”.

Por otro lado, el legislador Ariel Rojas preguntó si están de acuerdo en que la ley les dé facultades de control de las fumigaciones.

CONFLICTOS.

La directora general de Ambiente de General Pico, Melina Medus, respondió: “Sabemos que es difícil incorporar a un equipo técnico. Logramos tener a un ingeniero agrónomo y otros profesionales para tratar este tema. El nivel de conflictividad es creciente. Convivimos con el conflicto en la zona fronteriza, donde la gente cada vez vive más, y de repente se da cuenta que convive con el campo. Por lo cual nos convertimos en un intermediario entre el vecino y el productor, en situaciones conflictivas. En este sentido, la normativa de Pico es un ejemplo. Igual costó que se instalara entre los que producen. Algunos lo entienden, a otros les cuesta más”.

Luego, Luis Bertero, intendente de Maisonnave, expresó: “El tema de la trazabilidad es lo que tenemos que discutir. Los productores estamos bombardeados por los ambientalistas que dicen que todo es malo y por los que venden agroquímicos que dicen que todo es bueno. Tenemos que buscar un equilibrio”.

la diputada Sandra Fonseca solicitó escuchar la experiencia de Federico Ortíz, intendente de Riglos, quien contó: “Hemos vivido situaciones complejas en algún momento, y también lo hemos tomado como una oportunidad que terminó con la sanción de una ordenanza, y otra con la creación de la Dirección de Ambiente. Surgió una normativa y no hemos vuelto a tener problemas. Sobre la ley no me queda claro el tema de las competencias. Se habló que los municipios van a tener que hacer los controles. Ahí hay que afinar más quién será la autoridad de aplicación. En la mayoría de las localidades del interior es impensado armar un equipo interdisciplinario”.

También, planteó la situación de los peones rurales. “Yo no tengo la capacidad de cuestionar el tema de los 500 metros. Lo que sí me planteo es quien cuida a los peones rurales, o las familias que viven de los campos, porque tendrían que tener ese cuidado”, sostuvo.

Por último, dijo que “hay que focalizar mucho más en el tema de los controles y
los equipos”.

Después, tomó la palabra Patricia Lavin, intendenta de Ingeniero Luiggi. “Es clave que los municipios no estén ajenos a esto. Estamos entre la demanda de la ciudadanía, y los sectores vinculados a la producción. Celebramos esta normativa, porque a nosotros nos genera tensión lidiar entre las dos partes”, dijo.

Ariel Bogino, de Embajador Martini, expresó: “En Embajador tenemos una ordenanza, que es muy parecida a la de Riglos. Lo que me preocupa son los metros. Hoy 3 mil metros en lo aéreo nos ocasionaría, entre Embajador y Riglos que tenemos una distancia a 15 km, solo 7 km para fumigar, y perderíamos un 40% de producción”.

Balsa le respondió: “Hay que mirar la regulación como parte de la solución más que como parte del problema, porque la idea es ir mutando a una agricultura ecológica, porque incluso hay sectores que ya los agroquímicos no sirven y los grandes ganadores son las multinacionales”.


(La Sonica)
Escuchá la Programación de la radio: