Buscar este blog

Número de visitas

Triers Hotel

18 de febrero de 2020

Día del Síndrome de Asperger: qué es y cómo tratar esta condición



Hoy se conmemora el Día Internacional del Síndrome de Asperger, un trastorno del desarrollo que está incluído dentro del espectro autista, que afecta diversos campos en la vida de la persona que la padece.

El objetivo de la fecha es concientizar a las autoridades sanitarias y a la sociedad misma respecto de las necesidades tanto de quienes la sufren en carne propia, como de sus familias.

Esta fecha se conmemora desde 2007 y coincide con el aniversario del nacimiento de Hans Asperger, psiquiatra de origen austríaco que describió este síndrome por primera vez, y que según los criterios actuales de diagnóstico, se identificaría bajo la denominación de “Trastorno del Espectro del Autismo (TEA) sin discapacidad intelectual asociada”.

Segundo de los Santos, miembro de la Comisión Directiva de la Asociación Asperger Argentina y padre de un joven de 28 años con dicho síndrome, explicó en diálogo con Crónica que “cuando hablamos del Trastorno del Espectro Autista (TEA), estamos hablando de una condición del neurodesarrollo, de cómo el cerebro se desarrolló en los primeros años. Comprende dos criterios diagnósticos principales: por un lado son personas que presentan dificultades socio-comunicacionales a la hora de interactuar socialmente con otros y de comunicarse. Por otro lado, tienen intereses, actividades o conductas repetitivas y restringidas. Estas dos cosas son los criterios diagnósticos principales que hacen que a alguien se lo considere adentro del espectro autista”.

De los Santos agregó que “el Síndrome de Asperger está dentro del Espectro Autista. Hablamos de Espectro, desde un extremo donde están las personas que no hablan o muy poco, hasta el otro extremo donde hay personas con un coeficiente intelectual medio a alto, ahí se ubica el Síndrome de Asperger. El Espectro es amplio, cada persona tendrá distintos grados de dificultad en las habilidades sociales de comunicarse y comportarse. Si les hablamos largo o rápido se pierden, son literales o sea no entienden el sentido figurado, las bromas, una mirada pícara, "leer" una cara de aburrimiento hablan de los temas que les interesan y no se dan cuenta que el otro se "desenganchó". No captan el sarcasmo, la ironía. Pero con ayuda y estrategias su comportamiento puede mejorar. Más allá de que algunos sean mas lentos o se distraigan, pueden transitar el primario, secundario, estudios universitarios. Algunos serán profesionales o tendrán oficios. También familia”.

(Crónica)
Escuchá la Programación de la radio: