Buscar este blog

Número de visitas

Triers Hotel

17 de diciembre de 2019

Trata de Personas: revocaron el fallo que absolvió al intendente Jorge Cabak de Macachín


intendente Jorge Cabak

La Sala 3 de la Cámara Federal de Casación Penal revocó el fallo que absolvió a los acusados por el caso de trata en el cabaré “La Chicho Show” de Macachín, entre ellos el intendente Jorge Cabak. Ordenaron otro juicio y apartaron al TOF de Santa Rosa.




La Sala 3 de la CFCP (integrada por la jueza Liliana Catucci y los jueces Carlos Alberto Mahiques y Eduardo Rafael Riggi) anuló la sentencia del TOF de Santa Rosa que absolvió al intendente de Macachín, Jorge Cabak, al comisario Hugio Iglesias, a los dueños del cabaré Daniel De Lucua y Esmundo “Dito” Blas, a los regenteadores Oscar Moya, Leandro Otero y Maximiliamo De Luca.
Cabak inició su quinto mandato como intendente de Macachín el pasado 10 de diciembre.

La sentencia es del 13 de diciembre pasado. Los hechos juzgados ocurrieron entre enero de 2006 y agosto de 2011. La acusación es por “sostenimiento de una casa de tolerancia, habiendo acogido a más de tres mujeres, mayores de 18 años de edad, abusando de su situación de vulnerabilidad, con el propósito de explotarlas mediante el facilitamiento del comercio sexual y provecho económico del mismo, con la intervención de más de tres personas en esos hechos”. En el caso de Cabak e Iglesias estaban acusados por incumplimiento de los deberes de funcionarios públicos, por la complicidad en el funcionamiento del cabaré.

El fallo del TOF Santa Rosa (integrado por los jueces José Mario Triputti, Marcos Aguerrido y Pablo Díaz Lacava) no validó la denuncia inicial (que dio lugar a intervenciones telefónicas), además de descartar la transcripción de las escuchas telefonicas por las cintas se perdieron. Además no le dieron validez a los testimonios de una víctima y un empleado del lugar, Patricia Mariel Gil y Raúl las las escuchas de la causa (que se perdieron hasta que llegó el juicio oral) y la causa se cayó.

Los fiscales Leonel Gómez Barbella y el fiscal general a cargo de la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas de la PGN, Marcelo Colombo apelaron el fallo absolutorio.

Los fiscales dijeron que ese fallo era “arbitrario”. Defendieron el inicio de la causa, con la denuncia anónima. “La denuncia anónima sirvió de base para iniciar la investigación de oficio, dado que lo relatado por el denunciante anónimo fue considerado verosímil”, sostuvieron Barbella y Colombo.

Además rechazaron la nulidad de las intervenciones telefónicas. Sostuvieron que “si bien fueron ordenadas en los albores de la investigación, no por ello carecen de sustento fáctico. En efecto, “…las intervenciones telefónicas fueron solicitadas a fin de constatar la ocurrencia de los hechos pesquisados en el marco de una línea investigativa y, conforme las particulares circunstancias del caso, fueron dispuestas mediante órdenes judiciales válidas”, dijeron los fiscales.

Gómez Barbella criticaron “las manifestaciones vertidas por los magistrados en relación a la pérdida de la totalidad de los casetes que constituían el soporte magnético de las escuchas, al decir que “en cada una de las transcripciones telefónicas se identifica el abonado intervenido, individualizando el número de línea de la llamada entrante, fecha de la misma y transcripción de las partes pertinentes, todo ello foliado y rubricado por la oficial de policía participante. En definitiva, las intervenciones telefónicas fueron volcadas en actas labradas por una funcionaria policial, las que son consideradas instrumentos públicos en los términos del artículo 979 inciso 1° y 4° del Código Civil”.

En relación a la nulidad de la orden de allanamiento. Defendieron la medida ordenada en la instrucción diciendo que “toda vez que estaban implicados tanto el intendente y el comisario de Macachín, haber dispuesto otras medidas investigativas como por ejemplo tareas de inteligencia sobre el lugar, hubiese resultado infructuosa ya que aquellas serían fácilmente advertibles por los imputados”.

La causa se inició el 21 de febrero de 2011, con motivo del informe dirigido por la oficial principal Jésica María Belén Pérez Fassi al Jefe de la Brigada de Investigaciones de la U.R. I de la Policía de La Pampa, que a partir de una entrevista que se mantuvo con un informante anónimo, en un local nocturno sito en la localidad bonaerense de Salliqueló se encontraría trabajando -posiblemente contra su voluntad- una mujer dominicana y que la actividad ilícita llevada a cabo en ese local se vincularía con el local nocturno ‘Chicho Show’, sito en la localidad pampeana de Macachín. Estaba a nombre de Julián Greer, pero el verdadero dueño era Maximiliano De Luca. Además tenía otros dos locales nocturnos en diferentes localidades bonaerenses, rotando a las mujeres que trabajaban en esos locales, entre las que se encontrarían dos menores de edad, de 15 y 17 años.

El 27 de agosto de 2011 a las 1.30 hs. se llevó a cabo el allanamiento del local nocturno ‘La Chicho Show’ (fs. 99/102vta.), sito en la Sección Quintas de la localidad pampeana de Macachín. Encontraron una barra de tragos, fonola, estufa, salamandra y baños; encontrándose en la parte interna de la barra veintiocho preservativos marca ‘Tulipán’ y ciento cuarenta y cuatro preservativos marca ‘Coronet’.

También se comprobó la existencia de cuatro (4) habitaciones que tenían comunicación directa con el local nocturno mediante una puerta placa, identificadas numéricamente del ‘1’ al ‘4’, que contaban con camas matrimoniales y luces de color rojo. Las números ‘1’ y ‘2’, tenían preservativos sin usar y preservativos usados dentro de tachos plásticos.

Después la investigación siguió. Hubo procesamientos en el juzgado federal de Santa Rosa. La Cámara Federal de Apelaciones de Bahía Blanca confirmó esos procesamiento y el caso llegó a juicio oral. Después vino el juicio oral con la absolución del TOF Santa Rosa.



https://www.eldiariodelapampa.com.ar/
Escuchá la Programación de la radio: