Triers Hotel

9 de diciembre de 2019

Con bici al cole: el proyecto escolar de Carhué que ganó un premio anual


Así lucen hoy las bicicletas, ordenadas y correctamente estacionadas durante en hora de clases.

Alumnos y docentes de la Escuela de Educación Técnica Nº 1 fueron reconocidos por la Asociación Civil Luchemos por la Vida por su iniciativa de Educación Vial. Diseñaron y crearon 100 bicicleteros y hoy los propios estudiantes dirigen el tránsito a la entrada y salida de la escuela.
Alumnos y docentes de la Escuela de Educación Técnica Nº 1 de Carhué, fueron distinguidos con el premio anual de la Asociación Civil Luchemos por la Vida, por su proyecto “Con bici al cole”.

La Asociación los reconoció por su “comprometida intervención en la comunidad educativa y por promover conductas y actitudes seguras en el sistema del tránsito”.

Este proyecto de Educación Vial, surgió en primera instancia como una alternativa para resolver una problemática específica de la institución: de los 120 alumnos que asisten a la escuela, 100 lo hacen en bicicleta; y no había bicicleteros.





“El patio era un desorden, las bicicletas se apilaban y se veía mucha desprolijidad. Se generaban conductas inadecuadas y malos hábitos tanto a la entrada como a la salida de la escuela”, comentó Mónica Depaoli, Jefa del Área de los Entornos Formativos, quien durante la ejecución del proyecto se desempeñaba como directora.


Para resolverlo, los alumnos de 3º año junto al profesor Emanuel Pereyra, comenzaron a construir bicicleteros de hierro en el marco del Proyecto Tecnológico del segundo trimestre.


“Pero la problemática era mayor: veíamos que los alumnos salían en contramano y cruzaban a mitad de cuadra. Había que hallar soluciones de forma urgente para evitar accidentes. Y aparecieron dos palabras: seguridad y educación vial”, dijo Depaoli.




La comunidad educativa trabaja en concientización vial.

“Nos preguntamos cómo podía hacer la escuela para brindar una mayor seguridad a los alumnos tanto en la entrada como en la salida del establecimiento”, contó.

Así fue como el proyecto creció y se extendió a todos los ciclos.

Desde 1º hasta 5º año comenzaron a trabajar en la concientización vial realizando distintas acciones de forma interdisciplinaria: llevaron a cabo encuestas a nivel institucional y en la comunidad y generaron espacios de concientización como la instalación de una carpa vial durante el Día del Estudiante.

Además, se vincularon a través de actividades institucionales con personal de Defensa Civil y Dirección de Tránsito de la comuna.




Los chicos se turnan para atender y regular el tránsito a la entrada y salida de al escuela.

Esto motivó a generar un cronograma activo en el que los alumnos son protagonistas de su propia seguridad: ellos mismos se turnan para cortar y dirigir el tránsito en la entrada y salida de la escuela, para que se produzca de un modo más ordenado.

"Unos minutos antes de que suene el timbre, tanto en el turno mañana como el de la tarde, ellos se instalan en las calles con sus conos, chalecos y silbatos. Es hermoso ver la responsabilidad que han asumido”, comentó.

“Esto es solo un primer paso para generar mejores hábitos pero habría que trabajar a nivel comunidad para defender los derechos de los ciclistas tal y como quedó expuesto en los resultados de las encuestas que ellos mismos realizaron”, señaló Depaoli.




Los juegos de concientización, un modo de aprender.

“Nuestro objetivo fue fortalecer la movilidad sostenible y el fomento del uso de la bicicleta como medio de transporte”, comentó.

También se buscó defender los derechos de los alumnos ciclistas de la institución y la comunidad y ofrecer herramientas para capacitación vial para alumnos, docentes y familias.




En el marco del proyecto articularon con áreas vinculadas a la educación vial.

En el marco de este proyecto los alumnos de 1º a 5º año obtuvieron un certificado por haber participado del taller virtual “Conduciendo en forma segura”, de Luchemos por la Vida.

“El aspecto vial ha mejorado muchísimo en cuanto a los alumnos: ya no salen en contramano y lo hacen de forma ordenada. Uno visualiza estas mejoras también más allá del circuito de la escuela, en la vía pública”, señaló.





La directora del establecimiento es la profesora Silvana Denk y la inspectora de Educación Técnica es la profesora María Inés Maier.

La Asociación

Luchemos por la Vida Asociación Civil es una organización no gubernamental, sin fines de lucro y de bien público, cuyo propósito es prevenir los siniestros y accidentes de tránsito en Argentina.

Tiene como misión promover la seguridad vial en todas sus áreas y focaliza su accionar en todo aquello que contribuya al comportamiento seguro en el sistema del tránsito, integrando la problemática a las demás áreas involucradas en ella.

La motivación principal es sostenida por un ideal: que no mueran más personas en accidentes de tránsito que son evitables.

La organización nació el 23 de junio de 1990 en Buenos Aires, de la mano de un grupo de personas (empleados, profesionales, docentes, religiosos, con diferentes credos, ideologías y actividades) que compartían una inquietud: todos estaban preocupados por la diaria pérdida de vidas en el tránsito argentino, y se sumaron a un propósito, trabajar gratuitamente para poner fin a esas tragedias. 

La Nueva

Escuchá la Programación de la radio: