Triers Hotel

21 de diciembre de 2019

Así es un jardín Waldorf, donde irá la hija de Emilia Attias y "El Turco" Naím




Emilia Attias y el "Turco" Naím Sibara han definido enviar a su hija Gina a un jardín Waldorf, una modalidad pedagógica centenaria con impulso en la Argentina que se impone como un método alternativo en el aprendizaje para los más chicos.

El humorista contó que con su pareja ya tienen definido el futuro escolar de la pequeña, quien cumplirá cuatro años en poco tiempo: "Empezará el jardín en el Waldorf el año que viene y después va a ir al Cristóforo Colombo".

Basada en la antroposofía, este tipo de escuelas nacieron en 1919 en Alemania de la mano del filósofo Rudolf Steiner y divide los niveles de aprendizaje en etapas de siete años, lo que se conoce como septenio. El nivel inicial arranca desde los primeros meses de vida.

En Argentina hay cerca de 30 instituciones que rigen bajo esta modalidad, mientras que en regiones como Europa está mucho más instalada. Sin embargo, en el país cada vez son más las familias que eligen este tipo de régimen para sus hijos, como es el caso de la actriz y su esposo.

"La diferencia con la escuela tradicional es que nosotros trabajamos con aulas integradas por edades y no intelectualizamos a los niños", indicó Vanesa Castiglione, docente especializada en educación Waldorf, a DiarioShow.com.

Además, comentó que las salas para el primer nivel reune nenes y nenas de tres a seis años. El foco en este tipo de enseñanza está puesto sobre el conocimiento a través de actividades lúdicas. "El juego es la principal herramienta que nos da el niño, que utilizamos, revalorizamos e incentivamos", según describió la especialista.




Sobre la creencia de la educación waldorf consideró: "El niño aprende a través del juego, de la exploración física y del contacto con el mundo".

Además, se tienen en cuenta otros factores como el entorno: "Es sumamente importante el espacio físico de las salas del jardín. En el primer septenio todo entra por los sentidos, entonces se cuida mucho eso desde las pinturas, las imágenes, lo táctil, los olores".

"Nuestras salas preferentemente tienen pisos de madera porque aportan calor para el crecimiento", aseguró. Asimismo contó que el jardín tiene "todos los juegos son de materiales nobles y no se promueve el uso de ningún tipo de plástico porque es un material frío que no ayuda al desarollo físico del niño".

Castiglione es maestra de nivel inicial en la escuela Juana de Arco, la primera de modalidad waldorf de la Ciudad de Buenos Aires. Cuenta con una experiencia de 28 años en la docencia, de los cuales los últimos ocho se dedicó a esta pedagogía.

Las instituciones waldorf funcionan como cooperativas. Si bien son establecimientos de caracter privado con figura legal, los padres junto a maestros y directivos forman comisiones para decidir las diferentes inversiones del colegio. "Los maestros y papás trabajan en conjunto para sostener la escuela", manifestó Castiglione.

Uno de los comentarios más llamativos del "Turco" Naím al hablar sobre la educación que tendrá su hija fue respecto al valor de la cuota del organismo. "Cuando me dijo Emilia lo que hay que pagar, le dije: ‘Busquémosle algo más de por acá’", bromeó.

El precio anual de una escuela con estas características ronda los 120 mil pesos sin contemplar el costo de la matrícula de inscripción, según pudo averiguar este portal.

En cuanto a los beneficios de esta modalidad, Vanesa especificó: "Forma seres con mayor responsabilidad, más libres, formados en construir una sociedad más empática con el otro y en forma más cooperativa".

"En el nivel inicial revalorizamos lo que le enseñan las mamás y fomentamos el juego que es la herramienta fundamental del niño pequeño para aprender, conocer y hacer", remarcó.

https://www.diarioshow.com/
Escuchá la Programación de la radio: