10 de noviembre de 2019

Afirman que el uso de agrotóxicos en el campo se multiplicó por diez



El ambientalista Sergio Federovisky sostuvo hay que cambiar el modelo agropecuario en el país. “Necesitamos metas y objetivos de mediano y largo plazo para poder modificar nuestra política agropecuaria”, señaló.


El ambientalista Sergio Federovisky advirtió que el modelo agropecuario del país “no es sustentable” y afirmó que en la última década “multiplicó por diez los agrotóxicos que vuelca sobre los campos”. El especialista reclamó políticas de estado ambientales y advirtió que Argentina está “en un momento bisagra.

Federovisky brindó a sala llena una conferencia el miércoles pasado, en el Centro Cultural Medasur, sobre la situación ambiental del país y el planeta, una actividad organizada por la Subsecretaría de Ambiente y la Subsecretaría de Hidrocarburos y Minería de la Provincia.

“El modelo agropecuario de la Argentina es profundamente insustentable. En los últimos diez años multiplicó por diez la cantidad de agroquímicos que vuelca sobre los campos. Eso no habla de sustentabilidad sino todo lo contrario”, señaló antes de la conferencia, abordado por la prensa.

“Además, no es un modelo diseñado para producir alimentos. Es un modelo para producir comodities de exportación. Necesitamos volver a una lógica de producción de alimentos, de calidad, de calidad ambiental, de trazabilidad, con bajo nivel de toxicidad. Si es posible agroecológico, de cercanía, con estacionalidad, y todo eso lo tiene que empujar el estado”, diferenció.

El reconocido biólogo alertó que la tendencia al monocultivo “impacta infinitamente” en ese diagnóstico. “La naturaleza no diseñó el monocultivo porque lo consideró no sustentable. Pretender considerar al monocultivo como parte de la naturaleza es una aberración desde el punto de vista de la biología y la ecología”, sentenció.

Y opinó que “hay que morigerarlo lo más que se pueda, hay que rotar los cultivos”. Pero estimó que “para eso tiene que haber políticas públicas, el propio productor tiene que tratar de hacerlo, pero además tiene que haber incentivos para hacerlo, porque muchas veces el productor es víctima de esa situación, no culpable”.

“Para eso hay que pensar a largo plazo. Necesitamos metas y objetivos de mediano y largo plazo para poder modificar nuestra política agropecuaria”, remarcó Federovisky, un reconocido biólogo y periodista argentino, con amplia trayectoria en el tema ambiental, que preside la Fundación Ambiente y Medio y está a cargo del programa Ambiente y Medio por la TV Pública, que le permitió obtener el premio Martín Fierro, en los años 2017 y 2018, al mejor programa Educativo.

Política ambiental

“Es una necesidad, y también creo casi un clamor, esta idea de que la Argentina necesita una política ambiental que esté a a la altura de los desafíos”, insistió Federovisky.

En cuanto a esos desafíos, apuntó que “algunos son urgentes, como es revertir el deterioro ambiental en algunos aspectos que ya no son tolerables, 5 mil basureros a cielo abierto, cantidad de cursos de agua con niveles de contaminación insostenibles, la pérdida de bosques nativos, eso es de la agenda de lo urgente”.

Además, el especialista señaló que “después están aquellas cosas en las cuales hay que estar a la altura para enfrentar lo que viene del cambio climático, la agudización de los desastres naturales, las inundaciones, las sequías. Todo eso es el panorama que se nos presenta, y frente a eso no estamos lo suficientemente preparados en lo que tiene que ver con el diseño de políticas públicas”.

“Un aspecto fundamental -prosiguió- la Argentina necesita pasar de un sistema de producción de bienes muy insustentable a uno que tenga trazabilidad ecológica. El mundo va a comprar en las próximas década aquello que sea ecológicamente sustentable”.

“Un momento bisagra”

“Estamos en un momento bisagra”, alertó Federovisky. Y planteó que “como dicen muchos científicos y alertaron en estos días, hay cosas que se seguramente no vamos a poder recuperar, lo que tenemos que hacer es evitar que siga el daño”.

“La clase política poco y nada habló de esto. Todavía no ha estado a la altura de esta demanda. Sin políticas de estado y solo llamando a la gente a separar la basura en su casa, no se van a lograr resultados en serio”, dijo.

“La sociedad, y principalmente los jóvenes, están un paso por delante. Y han demostrado que no solamente están dispuestos a enfrentar ese desafío sino que le está exigiendo a los estados la clase política y los gobiernos que estén a la altura de esa demanda. Todavía no ha ocurrido”, concluyó.

https://www.eldiariodelapampa.com.ar/
Escuchá la Programación de la radio: dth='640'/>