3 de septiembre de 2019

Tendrá que pagar una multa por la peligrosidad de sus perros



El 25 de noviembre de 2017, sobre las 20.30, Paola Guerrero estaba en el patio de su casa, en Saavedra, junto a sus dos hijas de 15 y 7 años y la mascota de la familia, una caniche minitoy blanca.
De repente irrumpieron dos perros tipo “policía”, de pelaje negro, provenientes de la vivienda de los fondos, donde vive César Grenada.

Los animales de mayor porte atacaron directamente al caniche y, pese al intento de la mujer por hacer cesar la agresión, no fue posible.

De hecho, uno de los ovejeros se llevó en sus fauces a la presa, que lamentablemente falleció.

La denuncia fue formulada por Sergio Javier Prediger, pareja de Guerrero.

El juez de paz de Saavedra, Guillermo Walter Fischer, condenó a Grenada a pagar 8 mil pesos de multa, por contravenir el artículo 46 de la ley de faltas (8031).

La defensa pública apeló y la Sala I de la Cámara Penal local confirmó la sanción, aunque por mayoría de opiniones.

Los jueces Pablo Soumoulou y Gustavo Barbieri coincidieron con el juez de paz, mientras que para su colega Guillermo Giambelluca había dudas que jugaban en favor del acusado.

Si bien hubo testigos que declararon en favor del tenedor de los perros, el denunciante aseguró que los mismos perros habían atacado con anterioridad a otro vecino, Pablo Siben.

“La peligrosidad de los animales del infractor surge de las características del hecho y de las declaraciones testimoniales. El plexo probatorio resulta suficiente”, sostuvo Soumoulou, con el apoyo de Barbieri.

De esa manera, confirmaron la condena a Grenada.

https://www.lanueva.com
Escuchá la Programación de la radio: dth='640'/>