3 de septiembre de 2019

Los gremios municipales, otra vez a la carga por el ajuste de los salarios



En julio, con la inflación anual superando el 25%, los gremios municipales de la región ya se habían puesto en estado de alerta. Y ahora, tras las PASO, la súbita devaluación y la estampida de los precios de la canasta básica, varios de ellos activaron todas las alarmas y están lanzados a la búsqueda de un ajuste salarial urgente.
Agencias de La Nueva. / laregion@lanueva.com

Los reclamos son coincidentes: reabrir las paritarias en septiembre -y no en octubre, como habían consensuado a principios de año-, adelantar los aumentos pactados para el último trimestre e incluso obtener un bono "de emergencia" como el que el presidente Mauricio Macri dispuso para los estatales, de hasta 5 mil pesos.

Entre enero y julio -según el Indec- la inflación acumulada fue del 25,1%. Cuando se sume agosto -estiman los gremios- ese porcentaje podría trepar al 30%, lo que supera a los aumentos salariales obtenidos en distritos como Puan, Dorrego, Patagones, Villarino y Coronel Pringles.

De todos ellos, Pringles es el único donde la reapertura de las paritarias ya se concretó: fue esta semana, y culminó con una oferta de aumento del 10% que los gremios deberán evaluar para brindar una respuesta el martes 3 próximo.

“A principio de año habíamos acordado que, si se superaba el 25% de inflación, nos sentábamos a hablar de nuevo”, dijo Susana Bustos, secretaria general del Sindicato de Trabajadores Municipales (STM), uno de los cuatro gremios que forman parte de las negociaciones.

En marzo los cuatro gremios habían aceptado un bono de 6.000 pesos para compensar las pérdidas de poder adquisitivo de 2018, más un aumento al básico de 25%. A ese porcentaje -propuso esta semana el Ejecutivo- se sumaría un 5% en octubre y otro tanto en noviembre, calculados sobre los sueldos de agosto; en total, representaría una suba anual del 37,5%.

Los gremios se comprometieron a evaluar la propuesta con sus afiliados, pero reiteraron que, además de eso, exigen el pago de un bono de 5 mil pesos.

En los otros distritos, por ahora, no se reanudaron las reuniones. Según los gremios, la semana debería haber novedades o empezarán a tomar medidas.

“En Puan consensuamos una suba escalonada del 17% hasta septiembre y el compromiso de reanudar el diálogo en octubre para ajustar salarios, pero después pasó todo este desbarajuste y quedamos atrás (de la inflación) otra vez. Por eso la idea es conseguir un bono en forma urgente y adelantar la reapertura de la paritaria", anticipó a La Nueva. la titular del sindicato Fesimubo, Nelba Juárez.

En Patagones los gremios también están empezando a movilizarse. Allí la suba de sueldos fue del 20% en el primer semestre, por lo que han resuelto pedir la reapertura de la paritaria el mes próximo e ir por incrementos del 20% al 30% para el último tramo del año.

“Además, vamos a pedir un bono de 5.000 pesos para compensar la pérdida de poder adquisitivo, o bien lograr un porcentaje mayor en la paritaria”, anticipó Gustavo Paletta, de ATE.

En Villarino el gremio y el Ejecutivo habían resuelto un 24% de aumento salarial hasta octubre, con una cláusula gatillo automática a partir de noviembre. En este nuevo escenario, el Sindicato de Trabajadores Municipales solicitó un bono de 5 mil pesos y la reapertura “en forma urgente de la mesa de paritarias”.

“La altísima inflación y el aumento del costo de vida han licuado y devorado por más de 10 puntos la suba salarial percibida hasta el momento de la paritaria 2019”, se indicó desde el gremio.

El Ejecutivo aún no ha brindado una respuesta, pero está evaluando los pasos a seguir.

Un caso similar es el de Coronel Dorrego, donde los trabajadores municipales recibieron una suba acumulada del 21% en el año. Aquí, si bien el diálogo entre el gobierno y el gremio sigue abierto, por el momento no se ha evaluado ninguna medida extraordinaria de refuerzo salarial ni ha habido reuniones entre el Ejecutivo y el gremio.

Varios gremios han advertido en los últimos días que, si no obtienen respuestas a sus reclamos, tomarán medidas de fuerza.


Los casos en que, por ahora, los sueldos le ganan a la inflación

En varios distritos de la región aún no se ha desatado ningún tipo de conflicto debido a que, por el momento, los acuerdos salariales alcanzados están por encima de la inflación. De todas formas, varios están pidiendo adelantar la reapertura de paritarias, o bien el pago de un bono.

Los trabajadores de Monte Hermoso, por ejemplo, han recibido subas que totalizan el 44,5% en lo que va del año. “Recibimos 25% en abril, 5% en mayo y 10% en agosto, lo que arroja un acumulado de más del 44%. Más allá de eso, la paritaria está abierta”, dijo a La Nueva. la dirigente gremial Carolina Balbuena.

En Tornquist el primer semestre cerró con una suba de los salarios municipales del 15% al básico, más otro tanto como bonificación remunerativa. Más allá de eso, el secretario gremial Claudio Lencina anticipó que el miércoles de la semana próxima habrá una reunión con el intendente Sergio Bordoni para tratar un posible aumento.

En Adolfo Alsina este mes se completará la última etapa del acuerdo sellado en marzo, que contempla una suba total del 29,5% más dos bonos de 1.200 pesos, a pagar por única vez, en abril y junio.

“La próxima actualización automática es en noviembre, y será acorde a la inflación. Lo que negociamos en las últimos días fueron otros dos bonos, en este caso de 2 mil pesos, a pagar en agosto y septiembre”, señaló una fuente gremial.

En Guaminí el acuerdo salarial también fue cerrado hasta octubre, con una pauta de incremento salarial del 30%. Sin embargo, el secretario general del STM, Mario Toledo, confirmó que ya pidieron al Ejecutivo que la nueva instancia de negociación se abra en septiembre.

Según trascendió, le pedirán al Ejecutivo que entregue un bono de 5 mil pesos y que disponga un incremento salarial del orden del 25% al 30% para el resto del año.

Algo similar están gestionando los municipales de Coronel Suárez. Allí hasta el momento los trabajadores han visto su sueldo ajustado por inflación, pero ahora el gremio reclama un 30% para este semestre y otro tanto para los primeros meses del año que viene.

“También pedimos un bono de 5.000 pesos como el que Mauricio Macri le otorgó a los estatales -señaló Rubén Allende, secretario general del STM-. Hasta ahora no tuvimos respuesta de este pedido”.

En Saavedra, el titular del STM, Néstor Batista, afirmó que esperarán a que se cumpla lo acordado a principios de año para tomar una decisión.

“Está previsto un aumento escalonado del 35% hasta septiembre y el compromiso de reanudar las paritarias en octubre. Mientras tanto, seguimos atentamente el panorama”, dijo.
Escuchá la Programación de la radio: dth='640'/>