27 de agosto de 2019

Multitudinaria cabalgata a López Lecube


Unos 200 jinetes de toda la zona y una multitud de turistas y feligreses de una amplia región participaron ayer de la 106ª Peregrinación a la Iglesia de López Lecube, en el distrito de Puan.




El evento fue organizado por la dirección de Turismo municipal, junto a la asociación Amigos de la Iglesia y la colaboración de la delegación Felipe Solá. Además, en esta oportunidad, el desfile contó con la presencia de Granaderos a Caballo del Regimiento del General San Martín, pertenecientes al Ejército Argentino, quienes actualmente se desempeñan como guardia presidencial y cumplen funciones protocolares.




Estos conformaron la custodia de honor del templo durante toda la jornada.

Además, 40 integrantes de la banda militar Puerto Argentino, de Bahía Blanca, fueron los encargados de iniciar el desfile y acompañar la llegada de cada uno de los 18 centros criollos que, desde muy temprano, iniciaron el trayecto de 18 kilómetros partiendo desde Felipe Solá, mientras que otras columnas se unieron desde caminos vecinales.




La tarde estuvo musicalizada por los grupos folklóricos Cantores (Pigüé y Guaminí) y El Renacer (Chasicó) y hubo un concurrido paseo de artesanos.

Desde hace varios años, la asociación Amigos de la Iglesia trabaja para restaurar y conservar el único Patrimonio Provincial de Puan. En este marco, en los últimos años se llevaron a cabo varias obras, como el barnizado de la puerta principal de la iglesia y laterales, además de los 24 bancos de roble macizo, del confesionario, de la escalera histórica al campanario y las estaciones del Vía Crucis.

También se puso en valor y se restituyó el Bautisterio original; se pintaron los portones de galería cerrada y las mesas del Patio de la Paz.

Un poco historia

En el año 1887, don Ramón López Lecube y su leal mayordomo Eduardo Graham, cabalgaban al atardecer cuando, de repente, un malón aborigen comenzó a perseguirlos.

Ramón, aconsejado por su mayordomo, se ocultó en una gran vizcachera, donde suplicando por su vida a la Virgen del Carmen, le prometió levantar en ese mismo lugar una iglesia si sobrevivía. Graham fue tomado cautivo y no se supo más de él, pero López Lecube pudo sobrevivir y el 31 de agosto de 1913 inauguraba el templo.



La mayor parte de los elementos que la adornan y enriquecen fueron traídos directamente desde Italia.

Los altares, las magníficas esculturas y la Virgen del Carmen, que se alza al frente, fueron labrados en mármol de Carrara en una sola pieza. Los vitrales también son del Viejo Continente, y traslucen los rayos solares con brillantes tonalidades.

Escuchá la Programación de la radio: dth='640'/>