6 de agosto de 2019

Andrea Flores y María Rosa Paredes, kilómetros de amistad recorridos



En tiempos en donde las noticias positivas no circulan en abundancia, es reconfortante saber que hay quienes luchan por una calidad de vida mejor. Tal es el caso de Andrea Flores y María Rosa Paredes, pertenecientes a Darregueira Corre, una amistad que supera obstáculos y lleva el lazo rosa a todas partes.

Hace 7 años atrás en una mañana del mes de octubre María Rosa Paredes, auxiliar del CEC, invita a correr a la Psicóloga Andrea Flores, quien también trabaja allí. Así comienza esta historia de amistad en donde fueron intercalando caminata, trote y Flores le iba comentando sus pequeños logros a su compañera. Hasta que un día María Rosa le dice “ya te inscribí para ir a correr a Alpachiri en una carrera de 5 kilómetros, y bueno allá fuimos. La sorpresa fue que en la primer carrera hizo podio, y de ahí no paramos más”, comentaba entusiasta.



Es que la Psicóloga confió plenamente en el entrenamiento que su compañera de running le impartía. Ya que María Rosas hace veinte años que corre de manera autodidacta, buscando información y encontrando su propio ritmo. Esta admite que en las carreras “la motivación grupal es fundamental, más allá de estar bien físicamente hay que mentalizarse que uno puede”, explicaba Paredes. Además de mantener una buena alimentación e hidratación que se debe completar con gimnasia funcional para fortalecer los músculos.

De este modo, las amigas entrenan y llevan la bandera blanca y negra de Darregueira Corre a todo lugar al que van representando, lo hacen de corazón y a todo a pulmón porque no tienen sponsors. En estos momentos se están entrenando para una carrera que se realizará en Buenos Aires el 25 de agosto en donde Andrea debutará corriendo 21 kilómetros.



Pero esta amistad no solo se trata de estar la una para la otra apoyándose en cada entrenamiento y competición. En el mes de febrero de 2018 fue un año muy duro para Andrea cuando le diagnosticaron cáncer de mama, lejos de desanimarse hizo todos los controles y la operación. Su amiga nunca la abandonó, al igual que su familia.

Cuando se le preguntó si le molestaba que hiciera referencia a su salud, esta afirmó que no la incomoda porque está incorporado en ella la concientización del cáncer de mamá , todo lo que pueda hacer para ayudar a otros la satisface y recomienda hacerse los chequeos mamarios.

Cabe destacar que actualmente al competir va agradeciendo todo el tiempo al Señor por darle esa posibilidad “yo estoy agradeciendo a la vida porque hoy podría no estar. Cuando corro le estoy ganando al lazo rosa. El único objetivo que tengo en mis competencias es vencer al cáncer de mama”, expresa Andrea. Quien siente que siempre van a ser gloriosas las distancias o tiempos que haga; porque sabe que mientras corre y/o hace actividad física está ayudando a una mejor circulación de las células inmunológicas en la sangre.

Por otro lado, las corredoras invitan al que quiera sumarse los sábados o domingos a entrenar. Pero aclaran que no tienen profesor, son autodidactas, por ello no se ponen en compromiso de enseñar sino de ayudar desde la motivación.

EN NÚMEROS
  • María Rosa Paredes lleva más de 50 medallas ganadas,
  • Andrea ha participado en carreras de 14 kilómetros,
  • María Rosa lleva corridas 7 carreras de 42 kilómetros,
  • El 28 de julio hicieron podio en Monte Hermoso,
  • El 19 de octubre realizarán la 2° Jornada de Concientización sobre el Cáncer de mama.

Nota: Marilyn Anrique


Escuchá la Programación de la radio: dth='640'/>