martes, 11 de junio de 2019

Uno de cada tres jóvenes de la Provincia bebe alcohol en exceso



Uno de cada tres jóvenes de entre 15 y 19 años tuvieron episodios de consumo excesivo de alcohol durante el último mes, advirtió el Defensor del Pueblo Adjunto de la Provincia de Buenos Aires, Walter Martello, a la vez que alertó por las modalidades de “canilla o barra libre” que se utilizarían en fiestas privadas o clandestinas. Así lo publica el diario El Día de La Plata. Los datos se desprenden de informes oficiales.

Ahora hay una investigación abierta por el organismo bonaerense que busca “intervenir en salvaguarda de los derechos que se ponen en juego cuando, según se denuncia, adolescentes acceden y consumen en exceso bebidas alcohólicas, por ejemplo, en fiestas de carácter privado, patrocinadas por empresas de turismo estudiantil”, aseguró Martello, quien además está a cargo del Observatorio de Niñez y Adolescencia.


“Como integrantes de un organismo constitucional que promueve derechos individuales y colectivos de los habitantes de la provincia de Buenos Aires, nos genera preocupación y no podemos ser indiferentes ante este tipo de denuncias”, advirtió el Defensor Adjunto. También hizo referencia a una publicación anterior del mismo diario El Día, que “informa que en esos eventos se implementa la modalidad conocida como barra libre o canilla libre, prohibida por la Ley de Nocturnidad que oportunamente fue sancionada por la Legislatura bonaerense”.

EN BAHÍA TAMBIÉN SON UN PORBLEMA LAS FIESTAS CLANDESTINAS

La Secretaría de Seguridad de Bahía Blanca trabaja para impedir que se realicen fiestas clandestinas en las que los controles, a diferencia de lo que ocurre en los boliches, son difíciles de hacer. Muchas veces se organizan en los mismos locales bailables y es allí donde se venden las entradas en forma de pulseras. Pero en la mayoría de los casos, los organizadores se contactan con los asistentes vía redes sociales.

Incluso el propio secretario Emiliano Álvarez Porte ha intervenido mediante mensajes usando sus redes sociales personales, advirtiendo a los organizadores que serían clausurados si realizaban las fiestas, ya que las autoridades estaban en conocimiento de lo que ocurriría.


Un problema aparte son los padres, que en ocasiones se justifican diciendo que no pueden controlar a sus hijos. Muchas otras veces son ellos los que permiten que se hagan fiestas clandestinas en sus hogares mientras están fuera de la ciudad y la casa queda al cuidado de sus hijos menores de edad.

INDICADORES QUE PREOCUPAN

Agregó Martello que desde el Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos de la Defensoría se siguen indicadores “preocupantes”, entre los que mencionó “la baja en la edad de inicio en lo que se refiere a la ingesta recurrente de bebidas alcohólicas”. Y aportó otro dato por demás preocupante: “Hemos detectado casos de niños de 11 años en escuelas de la ciudad de La Plata que, a su vez, suelen actuar como puerta de acceso a otras adicciones vinculadas con distintos estupefacientes”.

Agregó que “el indicador de jóvenes que beben alcohol supera el 52% si se tiene en cuenta a los consumidores de entre 15 y 19 años que lo hacen de forma regular o esporádica”.

Cabe remarcar que el Observatorio de la Defensoría también realizó relevamientos de campo para analizar las características del consumo de alcohol entre jóvenes de entre 18 y 30 años. “Entre las conclusiones encontramos que la mayoría reconoció haber manejado autos en situación de ebriedad y conocer al menos una persona que terminó hospitalizada por la ingesta desmedida de alcohol”, concluyó.

www.labrujula24.com
Escuchá la Programación de la radio: dth='640'/>